buscar noticiasbuscar noticias

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Mohamed vuelve a casa; esperó 15 años, asegura el ‘Turco’ que de haber tenido otra oportunidad de dirigir, “no hubiese aceptado”

Farid, ese pequeño que se fue en un accidente automovilístico durante la Copa del Mundo 2006, creció como seguidor de los Rayados, club en el que su padre militó del Invierno 1998 al Verano 2000.

Eso explica su alegría al volver con los regiomontanos. Se trata de la institución, además del Huracán argentino, con la que el ángel del “Turco” se identificaba, gracias al que desarrolló el amor por el futbol.

FELIZ. Antonio Mohamed aceptó dirigir al Monterrey por amor al club.UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Creí que nunca iba a llegar esa llamada [telefónica]... Estaba como una novia de 15 años *Antonio Mohamed, DT del Monterrey

Sonríe pronunciadamente mientras es presentado como nuevo técnico del Monterrey. No podía ser de otra manera. Antonio Mohamed cumple el sueño que albergó tras una fatídica madrugada alemana... Mucho antes de conocer la gloria que dan los títulos desde el banquillo.

Eso explica su alegría al volver con los regiomontanos. Se trata de la institución, además del Huracán argentino, con la que el ángel del “Turco” se identificaba, gracias al que desarrolló el amor por el futbol.

“[Farid] estaría muy feliz, porque siempre que entro al estadio [Tecnológico] veo la mascota del patrocinador [Bimbo], el osito, y él siempre entraba de la mano con el osito... Eso me vuelve a esos años”, comparte el entrenador, con la emoción reflejada en el rostro.

Llegó la oferta que tanto anhelaba. Ha sido campeón de Liga con los Xoloitzcuintles de Tijuana y el América, pero lo que verdaderamente anhela es dar la vuelta olímpica con el equipo que dirige desde este lunes.

Asevera que, de haber tenido otra oportunidad de dirigir, “no creo que hubiese aceptado”, por el cariño que lo une con el club regiomontano.

No olvida que en el “Tec”, años después y siendo entrenador de otros equipos, la gente lo recibía con aplausos, lo que lo hacía mantener su sueño de algún día “entrar por el otro lado y sentarme en la otra banca”, esa en la que desde ahora habrá un sitio reservado para Farid.

“Allá por 2000 ó 2001 dije que en cinco años sería director técnico de Monterrey... Creo que pasaron 10 años más, pero por algo sucede esto. Por ahí, me querían agarrar más maduro, con más experiencia, más logros, y me parece mucho mejor. Capaz que vengo más joven y no hubiese tenido la experiencia, ni las vivencias que he tenido como director técnico”, considera.

Lo que no quiere decir que no haya tenido la esperanza de, algún día, ser una opción para la directiva norteña.

“Sentí una alegría enorme; es más, creí que nunca iba a llegar esa llamada [telefónica]... Estaba como una novia de 15 años”, bromea.

Sobre su polémica salida del América, cuya directiva decidió buscarle un relevo cuando iniciaba la fase final que lo llevaría al campeonato, Mohamed atina a decir que “esto es parte del pasado, no me importa. La historia ya está escrita, no la puede borrar nadie. Ahora tengo toda mi energía enfocada acá; no experimento sed de revancha, tengo sed de triunfar en Monterrey”.

En cuanto al mal momento que pasan los Rayados, con apenas cuatro puntos de 18 disputados, aseguró que “me encanta lidiar con la presión, es parte de mi ADN”. Y de igual forma lo es el afecto por el club que le brinda la posibilidad de volver al balompié mexicano, ese en el que soñaba estar por el cariño que siempre le ha manifestado la afición, pero —sobre todo— a causa de lo que representaba para ese ángel que lo cuida desde hace siete años y medio.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD