buscar noticiasbuscar noticias

Infecciones respiratorias agudas

Las estadísticas del sector salud a nivel nacional revelan que más de 12 millones de personas son afectadas en esta temporada por las enfermedades respiratorias.

Eso significa que uno de cada nueve mexicanos presentará algún padecimiento en temporada de invierno.

Infecciones respiratorias agudas

En las enfermedades respiratorias se incluyen todos aquellos padecimientos que afectan el sistema respiratorio, que pueden ir desde una molestia en la garganta, hasta las complicaciones más graves en pulmones.

Ellas se pueden manifestar con síntomas como la obstrucción nasal, el dolor de garganta, de cabeza, en los oídos, con fiebres y en general dolores generales.

Son causadas por una gran variedad de elementos, aunque lo más común es que sea a consecuencia de infecciones por bacterias, y ellas pueden trasladarse a través de pequeñas gotas de saliva, moco de una persona al toser, así como por el ambiente.

Ahí entra la polución, la exposición elevada a tóxicos y sobre todo el tabaquismo, lo que podría derivar más tarde o más temprano en cáncer de pulmón.

Si bien todos estamos expuestos a padecer enfermedades respiratorias, existen grupos que se encuentran muy vulnerables:

- Niños menores de cinco años.

- Adultos mayores

- Los pacientes con enfermedades crónicas cuyo sistema inmune se encuentra débil

- Las personas con diabetes o hipertensión.

Tipos 

Gripa o resfriado común: 

Son infecciones respiratorias virales. Por lo regular tienen una duración de entre 3 y 5 días y el cuerpo se encarga de combatirla y curarla de forma espontánea. Se manifiesta por dolor de garganta, fiebre, estornudos, tos, malestar general y obstrucción nasal.

Faringitis: 

Infección en la garganta que puede ser de tipo viral o bacteriana, en este último caso se requiere el uso de antibiótico. Si no se usa el medicamento adecuado, puede existir resistencia.

Amigdalitis: 

Las amígdalas o ganglios linfáticos se encuentran en la parte superior de la boca y arriba de la garganta. Normalmente ayudan a eliminar gérmenes y bacterias, pero cuando existe infección ocasiona síntomas como dificultad para ingerir, dolor de oído, fiebre, dolor de cabeza y de garganta.

Traqueítis: 

Infección bacteriana de la tráquea que suele presentarse sobre todo en niños pequeños.

Bronquitis: 

Inflamación de los bronquios, las vías aéreas principales hacia los pulmones. Esta hinchazón estrecha las vías respiratorias por lo que dificulta la respiración. Casi siempre sigue después de un resfriado o infección pseudogripal. Es causada por virus.

Rinitis: 

Inflamación del revestimiento mucoso de la nariz. Sus síntomas incluyen estornudo, picor nasal, congestión nasal. Según su causa puede ser alérgica, infecciosa, por mal uso de medicamentos nasales, o por el uso de antidepresivos. En el embarazo o por problemas hormonales, durante el frío o en ambiente húmedo.

Pulmonía o neumonía: 

Inflamación de espacios en pulmones. Suele ser de tipo infeccioso y se trata de una condición muy seria que frecuentemente requiere hospitalización.

Medidas preventivas

• Evitar lugares cerrados y/o húmedos

• Tratar de no estar lugares conglomerados

• En la medida de lo posible, evitar el frío y cubrirse de el

• No exponerse a cambios bruscos de temperatura

• Lavarse las manos con frecuencia

• Limpiar áreas comunes con regularidad, sobre todo en oficinas y transportes públicos

• Llevar una alimentación saludable con un consumo adecuado de cítricos y vitamina C

• Dormir y descansar el tiempo suficiente

• Beber abundantes líquidos

• Evitar la automedicación porque puede complicar más la infección

• Acudir al médico para un diagnóstico adecuado

• Para las personas enfermas, es recomendable que utilicen bufandas y cubre bocas para evitar la propagación de la infección




DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD