buscar noticiasbuscar noticias

Se suicida con disparo

El actor de ´Ricky Bobby´, Houston Tumlin, decide quitarse la vida a los 28 años de edad

Houston Tumlin, actor infantil de la película Ricky Bobby: Loco por la Velocidad (2006), se suicidó en su casa de Pelham, Alabama, el martes en la tarde.

Acorde a Lina Evans, forense del condado de Shelby, el joven de 28 años accionó una pistola en su cabeza alrededor de las 16:30 horas, tiempo en el que su novia se encontraba también en el lugar.

Se suicida con disparo

SE DESCONOCEN MOTIVOS

Noticia Relacionada

Hasta el momento se desconoce qué lo motivó a dicha acción, pues no ha sido hallada ninguna nota revelando sus intenciones y públicamente se mostraba como una persona feliz.

Su novia Charity Robertson utilizó sus redes sociales para expresar su luto, aunque comenzaron a salir oficialmente a inicios de este mes, acorde al Facebook de Tumlin.

"Mi corazón está absolutamente quebrado. Mi dulce, dulce bebé... Nuestro tiempo juntos fue una de las mejores experiencias de mi vida.

"Todavía siento como si esto fuera un muy mal sueño del que no puedo despertar. A pesar de eso, una cosa es segura: tengo el mejor ángel guardián que una chica podría haber deseado", escribió en su cuenta personal de Facebook.

SIN MOTIVOS

Aunque se desconocen los motivos de su suicidio o si padecía algún tipo de depresión, públicamente mostraba una vida alegre al lado de su mascota –una perrita llamada Allie- y sus familiares, como su mamá. Incluso se dejaba ver el uniforme militar o de vez en cuando compartía parte de su trabajo en el aire amarrado por cables para corregir problemas en los postes, siempre usando un casco de protección por seguridad.

Por medio de sus redes sociales, su hermana Hayden le rindió un homenaje para despedirse de él: "Ayer perdí a mi hermano. No se siente real ni correcto estar sin él. Fue tan especial para nosotros. Te amaré por siempre, bubba", escribió en su publicación.

CARRERA TRUNCA

En la cinta Ricky Bobby: Loco por la Velocidad, Tumlin personificaba a Walker Bobby, el hijo malhablado del protagonista, interpretado por Will Ferrell. 

A pesar del éxito de la cinta, que llegó a recaudar hasta 163 millones de dólares y la convirtió en una de las comedias con mayores ganancias de principios de los 2000, fue su único crédito en la actuación. 

Se desconoce si él decidió alejarse de los medios o no despegó su carrera como actor.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD