buscar noticiasbuscar noticias

Se echarán de menos

Ceden su lugar leyendas consagradas del atletismo como Usain Bolt, Phelps y hasta el golfista Tiger Woods

Ciudad de México

Se echarán de menos

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 extrañarán al velocista Usain Bolt, al nadador Michael Phelps e inclusive al astro del golf, Tiger Woods.

Noticia Relacionada

La ausencia tras el retiro de las dos estrellas olímpicas en natación y atletismo generan una enorme oportunidad para la próxima generación de consagrados en el deporte.

Una nueva leyenda puede emerger como nuevo rostro de la justa nipona, que se celebrará del 23 de julio al 8 de agosto.

Phelps dejó un legado en las piscinas con 28 medallas olímpicas: 23 de oro, 3 de plata y 2 de bronce. Tras 5 años del retiro reveló en una entrevista en la CBS en abril de 2018 que pensó en quitarse la vida en varias ocasiones tras la depresión que le fue diagnosticada.

La vida después del retiro le ha sonreído a Bolt, quien se ha dedicado a hacer campañas con sus patrocinadores y el futbol le ha coqueteado. 

"Ha sido muy bueno (el retiro), estoy muy ocupado y con más responsabilidades. Es divertido, he disfrutado el retiro, viajar, dónde quiero comer, estoy feliz, hago lo que quiero", comentó Bolt en octubre de 2017 a este diario.

Por otro lado, la participación de Tiger Woods quedaría completamente descartada luego del accidente automovilístico del que se está recuperando y además de la cantidad de golfistas estadounidenses que están por delante de él en la clasificación mundial.

Además, las duelas extrañarán a la basquetbolista retirada Tamika Catchings, quien dijo adiós después de Río 2016, ahí ganó la medalla de oro con Estados Unidos, cuarta presea olímpica en su carrera. Superó una discapacidad auditiva de nacimiento y ha presidido el sindicato de jugadoras desde 2004.

El judo despidió a Kayla Harrison en Río 2016, la judoca soñaba con ser la mejor del mundo en algo desde pequeña y en la Carioca Arena de Río de Janeiro se consagró a los 26 años como doble campeona olímpica.

Llegó hasta donde ningún otro estadounidense había llegado antes en su carrera, dominando la división de medio peso de judo durante casi una década. Fue abusada sexualmente por su primer entrenador cuando era adolescente y contempló el suicidio.

"El judo salvó mi vida. Si no hubiera tenido deporte cuando era adolescente, quizá no estaría aquí", contó la estrella.

¿Qué atleta estaría mejor posicionado para captar la atención en la justa nipona? La multimedallista Simone Biles es la reina de la gimnasia y podría aumentar su legado. Caeleb Dressel, pule su velocidad para postularse como heredero de Michael Phelps, el joven Noah Lyles, es el actual prodigio estadounidense en el atletismo y Katie Ledecky quiere seguir engrandeciendo su historia en la natación, donde tiene 5 medallas olímpicas de oro.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD