Noticias

El sueño del auto propio

  • Por: Constanza Domínguez
  • 12 / Febrero / 2019 - 06:37 p.m.
  • COMPARTIR
El sueño del auto propio

El momento de tomar la decisión de comprar tu primer coche es un hecho de vital importancia porque puede generarte una independencia que no te habías ni siquiera imaginado. Llegada cierta etapa, puedes sentirte realmente harto de utilizar el transporte público y llegar siempre tarde a todos lados. Aún más para las personas ansiosas, que en el transcurso de la espera del microbus pueden fumarse un par de cigarros. Tener un vehículo propio es una excelente forma de ahorrarse dolores de cabeza y de conocer todas las ventajas que trae consigo poder manejarse de forma autónoma. 

De todas formas, el deseo de un coche propio puede estar en la cabeza de muchos ahora mismo pero parecer una realidad inalcanzable para nuestro bolsillo. Es una decisión compleja de dar pero, si hay intención, te damos unos tips que te pueden ayudar a llegar al sueño del primer auto derribando los miedos a equivocarse. 

-

Haz cuentas. 

Lo primero que se requiere antes de empezar a buscar vehículos en venta, es analizar tu economía. Una buena forma es realizar una suma de todos tus gastos mensuales de manera muy detallista, sin olvidar ni la más mínima cuenta de luz que hayas tenido que abonar. Ahora puedes analizar cuánto dinero te está sobrando mensualmente y podrás estar más seguro si el sobrante es suficiente para pagar la cuota de un auto y además los gastos que implica su mantenimiento. ¿No es suficiente? Pues piensa si hay algún gasto extra que puedas recortar. Serán unos meses de privaciones pero el resultado valdrá el ahorro. El cálculo que hagas debe ser realista para que puedas pagar las cuotas al día y no termines abrumado por una montaña de deudas. 

¿Para qué usarás el coche? 

Contestar esta pregunta es muy importante antes de inclinarte por algún modelo de auto en particular. Por supuesto que no será la misma elección si necesitas el coche para viajar por toda la República en búsqueda de paraísos escondidos que si usarás el auto para moverte por lugares cercanos y a lo sumo hacer algún viaje ocasional en ruta. Además, piensa cuántas personas deben entrar en tu coche: muy distinto será el modelo si es para ti solo y quizás para tu perro, que si es para una familia con cinco hijos. 

¿Nuevo o usado? 

Una vez analizado tu presupuesto, estás en condiciones de decidir si quieres adquirir un coche nuevo o uno usado. Las dos opciones tienen sus ventajas, por lo cual es interesante analizarlas más en profundidad antes de decidir. Si te inclinas por un coche nuevo, debes saber que su costo es mucho mayor pero tendrás garantías y menos posibilidades de tener algún problema técnico. Además, es una opción muy tentadora poder elegir hasta el color de tu coche y salir de la concesionaria con un producto que huele a nuevo. Antes de emocionarte, es útil preguntarse si realmente necesitas algo de esas características porque inmediatamente salgas con tu vehículo nuevo va a devaluarse en un 35%. 

Veamos ahora qué ocurre si elegimos un coche usado. Por un lado, obviamente es mucho más accesible a tu bolsillo pero tenemos que tener mucho cuidado de no caer en un fraude. Esto nos lleva a nuestro próximo tip. 

-

¡No te dejes timar! 

Para no caer en alguna trampa que no te convenga y luego tener que sufrir en el mecánico cada vuelta de manzana, ¡presta atención!, debes informate todo sobre autos. Hoy en día toda el conocimiento que necesitas está a un click de distancia y en la web podrás también conocer las opiniones sobre los coches. Siempre tienes la opción de consultar a personas cercanas sobre sus autos y si están conformes con su funcionamiento. No dudes en hacer hasta la más mínima consulta, sabrán entender este momento tan importante. Recuerda, ¡es la primera compra! 

-

Prueba el coche

Si ya te decidiste por un auto, no olvides realizar una prueba de manejo. Podrá verse muy bonito por fuera pero es importante saber si el coche arranca y conduce en condiciones. Además, si es un modelo usado, revisa si tuvo grandes golpes y no olvides levantar el capot, ver el motor, los guardabarros, amortiguadores, y revisar las soldaduras que unen los dos pedazos de chapa. Tampoco olvides hacerle las preguntas de rutina al vendedor, qué tipo de gasolina utiliza, cuántos kilómetros puede andar por litro y también consulta si se trata de un auto ecológico. 

Una vez realizados todos estos pasos, estás en condiciones de llevar adelante la transacción. Asegúrate de que el método de pago sea el adecuado a tu bolsillo y ¡listo! Puedes disfrutar de tu primer coche y se sentirá como un sueño cumplido. No te olvides de darle un buen seguro de auto, ¡cuídalo! Ya verás que cuando quieras cambiar tu auto por uno más nuevo, la decisión será mucho más fácil. Anímate, tu primer auto está tan solo a unos pasos de ti. 




DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA