Reynosa

Danzón: más que un baile un gusto

  • Por: Blanca I. Zumaya E.
  • 20 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Danzón: más que un baile un gusto

Escuchar de manera constante desde muy pequeña a las orquestas que interpretaban diversos danzones y ver como su abuelito, don Rubén, quien gustaba de ese género, diariamente tarareaba las melodías y movía el pie derecho, fueron factores determinantes para que Rosa Aimé Rodríguez Armas, iniciara el gusto por el danzón.

Rosita, como la llaman de cariño, es una niña de 12 años de edad, quien desde hace un par de años baila danzón, género que actualmente rompe el tabú de que es un baile solo para "viejitos" pues en esta frontera existen varios grupos de niños danzoneros.

La menor, quien se caracteriza por ser alta, refirió que el gusto por este género nació gracias a que desde muy pequeña escuchaba diariamente las melodías que ponía su abuelito, don Rubén, quien no bailaba solo se limitaba a cantar y mover el pie en señal de gozo y disfrute.

"Yo escuchaba siempre esa música pero no tenía idea como se bailaba y un día acompañé a mi hermano menor a su escuela pues iba a ensayar el bailable para el festival del día de las madres, ellos preparaban una pieza de danzón para el festejo, pero falto una niña y yo me propuse y la maestra aceptó, fue en ese momento cuando empecé y a la fecha no he dejado de bailar" dijo.

Entusiasmada y mostrando un enorme gusto por el danzón, reconoció que no tenía idea como se bailaba, la disciplina que representaba y mucho menos que ese baile la "atraparía".

Señaló que fue en la escuela donde aprendió los primeros pasos básicos como el cuadro y la caminada y ya después, lo que sigue, es dejarse llevar por la música.

Rosita, quien combina sus estudios con la práctica del Danzón, refirió que es más saludable y benéfico bailar que estar frente a una pantalla de televisión o de computadora.

Agregó que en algunas escuelas primarias de esta localidad enseñan danzón a los menores y es de ahí donde se han formado varios grupos de danzoneros infantiles, quienes participan en diferentes eventos y presentaciones.

"Este baile me apasiona y me transporta a otro mundo, yo creo que nunca dejaré de bailarlo" dijo la menor entrevistada, quien prefiere bailar danzón antes que jugar a las muñecas o ver televisión.

Danzón: más que un baile un gusto


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA