buscar noticiasbuscar noticias

Agricultores bajo zozobra por infestación de maleza

Factores de clima y manejo se han conjugado para detonar el problema

Tiempo, el principal causante

Desde la perspectiva del especialista, el clima que ha imperado en la región ha sido un factor determinante para que las poblaciones de maleza se hayan disparado de una manera extraordinaria. Lo resume de la siguiente manera: “Por un lado, tenemos a las lluvias que se presentaron en el transcurso del mes de enero, las cuales impidieron la siembra “en limpio” (sin malezas) de muchos lotes, por otro lado, las lluvias que ocurrieron en marzo, las mayores desde 1941, han impedido la realización de las labores culturales”.

Agricultores bajo zozobra por infestación de maleza
Enrique Rosales Robles
imagen-recuadro

“Las lluvias coincidieron con la emergencia del polocote (girasol silvestre), la cual está considerada como la maleza más importante en la región”.

Si hay una voz autorizada en la región que conoce el problema que representan las malezas asociadas a los  cultivos, esa es la del Dr. Enrique Rosales Robles, un reconocido investigador que ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a estudiar los efectos dañinos que ocasionan.  Se acudió a él para pedir su opinión sobre la situación que priva actualmente en los predios agrícolas que se ubican en la región norte de Tamaulipas, a lo que no dudó en responder que “es tal la magnitud del problema, que se le puede catalogar como el más grave de los últimos 25 años”. Efectivamente, tal y como usted lo acaba de leer, el obstáculo que enfrentan los agricultores no se había visto desde finales de los 90’s, y es resultado de una serie de factores que tienen que ver con el clima y la falta de prevención por parte de los productores agrícolas. Pero vayamos por partes.

Desde la perspectiva del especialista, el clima que ha imperado en la región ha sido un factor determinante para que las poblaciones de maleza se hayan disparado de una manera extraordinaria. Lo resume de la siguiente manera: “Por un lado, tenemos a las lluvias que se presentaron en el transcurso del mes de enero, las cuales impidieron la siembra “en limpio” (sin malezas) de muchos lotes, por otro lado, las lluvias que ocurrieron en marzo, las mayores desde 1941, han impedido la realización de las labores culturales”.

El resultado de todo esto -continúa diciendo- “es que enero a lo que va de marzo tenemos un acumulado en precipitaciones del 45 por ciento superior al promedio histórico, si a esto le sumamos que las lluvias coincidieron con la emergencia de la maleza mas importante en la región (el polocote o girasol silvestre), era de esperarse que la invasión de malezas ocurriera, ya que se ha impedido el paso de escardas y en muchos lotes no se ha hecho ninguna labor desde la siembra”. 

Por si lo anterior fuera poco, hay otros dos factores a los que el especialista hace alusión y que se suman a este coctel explosivo de malezas, se refiere “a las bajas temperaturas que han causado un desarrollo lento del maíz y el sorgo, además de que en marzo se tiene la emergencia de nuevas especies de malezas especialmente zacate Johnson, cañita, quelites y zacates anuales”, señala con la seguridad que dan los años de experiencia.

Falta de manejo preventivo

En relación con el manejo por parte de los agricultores, Rosales Robles señala que “pocos productores aplicaron de manera preventiva herbicidas preemergentes como la atrazina, lo que también ha contribuido a la presencia excesiva de malas hierbas”. 

En este sentido y ya con el problema a cuestas, el perito destaca que “se están aplicando herbicidas en más del 70 por ciento de la superficie sembrada de riego y temporal”. 

Sobre este aspecto, explica que “los principales herbicidas para el control de malezas de hoja ancha son los hormnales: 2,4-D amina (muchas marcas), la mezcla formulada de 2,4-D amina + dicamba (Banvel 12-24 y Cirrus) y 2,4-D + picloram (Crosser, Tordon 472)y el prosulfuron (Peak). Para el control de zacate Johnson y cañita en maíz se recomienda nicosulfuron (Accent, Sanson o Zea Max).

Recomendaciones

Respecto a la aplicación en forma segura y con buena selectividad de los herbicidas antes mencionados, el investigador subraya que “la mejor condición es cuando el desarrollo de los cultivos de maíz y sorgo se encuentre entre las etapas vegetativas de V3 a V5 (3 a 5 hojas liguladas o agarradas al tallo)”. 

Va más allá en su recomendación, al señalar que “el tamaño ideal de malezas para aplicar estos herbicidas es menos de 10 centímetros de altura,condición que desafortunadamente no se presenta actualmente en muchos lotes, especialmente en aquellos que tienen malezas que no se controlaron antes de la siembra”. Sigue explicando sin parar, “se deben seguir las dosis que se manejan en la etiqueta del producto para asegurar un buen control de las malezas; sin embargo, dadas las condiciones actuales se sugiere aplicar los herbicidas hormonales en sus dosis mínimas, y en lo que corresponde al herbicida Peak, se deben aplicar a 20 gramos por hectárea en malezas menores de 10 centímetros.Para finalizar, el experto dice que “siempre se debe usar equipo de protección para manipular herbicidas y calibrar el equipo de aspersión para dosificar correctamente los herbicidas, para ello se deben utilizar boquillas antideriva de inducción de aire que producen gotas más grandes para evitar el acarreo por viento, así como evitar hacer aplicaciones con ráfagas de viento superiores a los 20 kilómetros por hora”.  

imagen-cuerpo

SUGERENCIA. Los principales herbicidas para el control de malezas de hoja ancha son los hormonales. La ilustración muestra la época de aplicación en sorgo.




DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD