buscar noticiasbuscar noticias

Un año sin precedentes

El director Peter Nicks completa trilogía en la que se incluyen las cintas ´The Waiting Room´ y ´The Force´

NUEVA YORK

Un año sin precedentes

El cineasta de Oakland Peter Nicks había hecho dos documentales destacados sobre las fallidas instituciones de su ciudad y su papel en la vida de los locales: "The Waiting Room" de 2012, sobre un hospital público, y "The Force" de 2017, sobre el Departamento de Policía de Oakland durante una ola de tiroteos y protestas.

Para completar su trilogía sobre Oakland, Hicks puso su mirada en la secundaria y bachillerato de Oakland, una escuela pública con un estudiantado diverso compuesto principalmente por jóvenes de origen asiático, negros y latinos.

El interés de Nicks no era sólo completar esta serie de análisis sobre su ciudad, también era personal. Su hija adolescente, Karina, estaba pasando por un momento difícil. Al hacer una película sobre lo duro que es crecer siendo una adolescente de color en Oakland, él estaba de alguna manera haciendo una película sobre ella.

"Muchos filmes han explorado la experiencia de ir a la secundaria en zonas pobres de la ciudad. Yo estaba más interesado en algo más parecido a ´The Breakfast Club´ pero para chicos de color", dijo Nicks en una entrevista.

"Mucho fue impulsado no sólo por completar la trilogía, sino que habíamos tenido muchos problemas con nuestra hija y nosotros somos una familia con recursos. Navegar el sistema de salud mental fue muy complicado y comencé a pensar ¿cómo es para las familias sin recursos?".

Justo cuando Nicks comenzaba a filmar en septiembre de 2019, Karina murió repentinamente a los 16 años. Él decidió completar la película, a pesar de que eso implicaba sumergirse en la vida de chicos muy parecidos a su hija. La película, "Homeroom", está dedicada a ella.

"Fue difícil. La esencia de esto es contener tu dolor y contener la belleza que estos chicos representaban y porqué estaban ahí y lo que estábamos tratando de capturar. Tener esas dos cosas coexistiendo simultáneamente era algo a lo que me tuve que acostumbrar", dijo Nicks.

"La única cosa que me llevo y que considero muy importante es que esta película honra el espíritu de ella. Era realmente como estos chicos en la película. Sea como lo esté haciendo, ella nos ha impulsado porque es un milagro que la película siquiera se haya completado".

ENTRE TRAGEDIAS

"Homeroom" se hizo entre la tragedia personal y la pandemia. La película estrenada el jueves en Hulu, ganó el premio a mejor edición en el Festival de Cine de Sundance y tiene como productor ejecutivo al cineasta de "Black Panther" Ryan Coogler.

Sigue a un grupo de estudiantes a lo largo de un año escolar que, al principio, no muestra ningún signo del cataclismo que se avecina. Al descubrir que tenía tiempo, Nicks se centró en los chicos que serían los personajes principales de la película cuando la pandemia afectó la zona de la bahía de San Francisco. Un estudiante se ve desinfectando una bolsa de Cheetos. Pronto los estudiantes son enviados a casa.

"Había elegido el nombre hace años, el hecho de que estos chicos terminaron en casa fue una coincidencia afortunada", dijo Nicks de "Homeroom", que se refiere el salón donde se reportan los estudiantes en la escuela, pero también una las palabras home (casa) y (room) habitación. "Poco después era ´¿Qué vamos a hacer? ¿cómo vamos a poder terminar esta película?, ¿la vamos a hacer por Zoom? Eso fue un shock, pero nos obligó a revisar lo que habíamos capturado".

Nicks y su equipo encontraron una trama interesante. Desde el comienzo del año escolar, algunos estudiantes habían estado trabajando para que la policía fuera retirada de las instalaciones de la escuela. Su presencia, argumentaban, era un impedimento para un buen ambiente académico y podría afectar a quienes vivían con la amenaza de la brutalidad policiaca.

Nicks revisó las imágenes que alguna vez parecían menos relevantes para la trama. Cuando muchos de los estudiantes fueron a las protestas que siguieron tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía, "Homeroom" se convirtió en un retrato del 2020 en un microcosmos: Un año interrumpido, y después el catalizador sentido de propósito.

"Lo que esos chicos hicieron en esa película son cosas que mi hija nunca tendrá la oportunidad de hacer", dijo Nicks, recordando a Karina marchando cuando era niña en 2014 después de las muertes de Michael Brown, de 18 años, y Eric Garner, de 43, dos hombres afroestadounidenses muertos a manos de la policía. "Estos chicos te dejan esperanzado por muchas cosas".


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD