Dominical

Marcan mujeres el ritmo del siglo XXI

Un estudio en Estados Unidos concluye que las cantantes influyen más que los hombres en la música actual

  • Por: Fernando Navarro
  • 12 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Marcan mujeres el ritmo del siglo XXI

Rihanna, en Rock in Rio en 2010.

Si el ritmo en la música popular lo marcaron en el siglo XX los hombres, en el siglo XXI es ya de las mujeres. Ellas son las protagonistas para hacernos mover el esqueleto, pero también para explicarnos la vida a través de canciones.

Un estudio de la radio pública estadounidense NPR Music determina que el papel de la mujer es esencial para entender el sonido de nuestros tiempos.

Marcan mujeres el ritmo del siglo XXI

Lady Gaga durante su presentación en el medio tiempo del Super Bowl el año pasado.

MÁS INFLUYENTES Y DETERMINANTES

La organización, conformada por una red de 900 estaciones de radio pública en Estados Unidos, ha analizado los éxitos musicales desde 2000 hasta hoy para concluir que las mujeres son más influyentes y determinantes que los hombres en la creación musical al "desafiar todas las categorías artísticas" y "empujar el sonido en nuevas direcciones".

Dentro de su proyecto "Turning the tables", que tiene como objetivo cambiar el canon de la música popular hacia formas más inclusivas, la prestigiada NPR Music ha avalado esta tesis con un listado de 200 "imprescindibles composiciones femeninas" elaborado por un panel de 70 expertas de la industria musical norteamericana.

Estas 200 canciones son un colorido muestrario de los géneros modernos del nuevo siglo y demuestran que la música de nuestra época no se podría entender sin las mujeres.

PARA TODOS LOS GUSTOS

Se sacan conclusiones como que varias cantantes y compositoras negras y latinas han reformulado la música pop desde diferentes frentes estilísticos.

Entre las primeras se encuentran M.I.A. —que preside la lista con su canción "Paper planes"—, Beyoncé, Nicki Minaj, Janelle Monáe, Alicia Keys, Solange o Brittany Howard de Alabama Shakes. Sus mejores temas, que vienen del legado de la música afroamericana, bien sea el soul, el rhythm and blues, el funk o el hip hop, han puesto ritmo a este siglo.

Sucede lo mismo con latinas como Xenia Rubinos, Amara La Negra, Natalia Lafourcade, Ana Tijoux o Bomba Estéreo. Ellas han explorado en las sonoridades y las temáticas con gran calidad. Incluso en el reggaetón, el último grito latinoamericano bailable con impacto mundial que parece territorio de hombres como Luis Fonsi, Maluma, J. Balvin o Daddy Yankee, existen reguetoneras destacadas como Karol G, Natti Natasha o Anitta.

"La sociedad no ha cambiado espontáneamente y ha avanzado siendo menos patriarcal gracias al trabajo de mujeres en otros tiempos. Un ejemplo que ha abierto el camino en la música para las mujeres es Madonna", afirma Laura Viñuela, musicóloga feminista y consultora de género.

GRANDES EXPONENTES

El caso de Madonna en el pop viene también precedido en el siglo pasado por figuras como Billie Holiday en el jazz, Wanda Jackson en el country, Janis Joplin en el blues o Patti Smith en el rock. Pero basta un simple vistazo al listado de NPR Music para verificar que el liderazgo creativo femenino en nuestros días no es algo puntual y encima está en todos los ámbitos.

Ahí aparecen también el pop bailable de Rihanna, Lady Gaga, Florence and The Machine, Lorde o Dua Lipa; el rap de Ms. Lauryn Hill o Cardi B; el rock de Courtney Barnett, Haim o Yeah Yeah Yeahs; el folk de Brandi Carlile o Feist; el soul de Sharon Jones, Erykah Badu o Alabama Shakes; el blues revisado de Valerine June o RhianaGddens; el jazz de Cécile McLorin Salvant o Lizz Wright o la sugerencia indie de Regina Spektor, Joanna Newsom o Sharon Van Etten

También hay superventas como Taylor Swift y Adele, quien se repite con varias canciones en la selección de la radio norteamericana. De hecho, más allá de este trabajo de NPR Music, el siglo XXI cuenta con otros hechos definitivos que reflejan el trascendental valor de la mujer en la música, como los récords de Adele en venta de discos, convirtiéndose en la artista más comercial de esta centuria.

Asimismo, entre las giras más espectaculares y recaudatorias están las de Beyoncé y Lady Gaga, quien además ostenta, por encima de Paul McCartney, Bruce Springsteen, Prince o Rolling Stones, el récord de audiencia con más de 150 millones de espectadores en el medio tiempo de la Super Bowl, el gran escaparate mediático del año en Estados Unidos.

NPR Music hace un estudio global, fijándose especialmente en las consecuencias en el mercado anglosajón, pero sin atender a países, ni regiones. Con todo, se puede decir que el éxito y la influencia de las mujeres en la música actual, tal y como recoge la radio estadounidense, también se puede transpolar a la música española, donde el último gran fenómeno lleva nombre de mujer: Rosalía. "Siempre hemos estado presentes en la historia de la música, pero ahora es cuando de verdad tenemos visibilidad", asegura la cantaora, que desafía todos los cánones desde su pasión flamenca. Al igual que han hecho Florence + The Machine o Hurray For The Riff Raff, dos de las nuevas compositoras anglosajonas más rompedoras, Rosalía empuja el sonido de nuestros días a otras direcciones.

EL ÚLTIMO ÍCONO: AMY WINEHOUSE

Marcan mujeres el ritmo del siglo XXI

Amy Winehouse, el último gran ícono que ha dado la música.

En la lista de NPR Music aparece en un lugar destacado Amy Winehouse, fallecida en 2011. Dueña de un talento vocal extraordinario y con una estética fascinante, la cantante británica consiguió llevar el soul a lo más alto de las listas de ventas y ser en vida una superestrella a nivel mundial.

Pero tras su muerte, su simbolismo ha ido más allá. Winehouse es el último gran icono que ha dado la música popular, a la altura de Kurt Cobain, Bob Marley, John Lennon, Jim Morrison, Jimi Hendrix o Elvis Presley.

Pocas mujeres acceden a este olimpo de la memoria colectiva en la música pop al que pertenecen Janis Joplin y con menor impacto, Nina Simone. En el siglo XXI, sólo Winehouse se ha situado en esta galaxia de titanes, dando más valor a la mujer en la música del siglo XXI.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA