Reynosa

Sobrevive Josué al problema de cáncer

Permaneció 10 meses hospitalizado . Es un niño con muchas ganas de vivir y salir adelante, siempre está contento y feliz

  • Por: Blanca I. Zumaya E.
  • 11 / Febrero / 2019 -
  • COMPARTIR
Sobrevive Josué al problema de cáncer

Logra avance. Supera Josué problema de cáncer, pero seguirá bajo supervisión médica.

El marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, que se conmemora cada 15 de febrero, el Sector Salud y organizaciones altruistas buscan crear conciencia entre la población sobre esta enfermedad a través de pláticas, conferencias y talleres entre otras acciones.

El sector salud exhorta a los padres de familia estar atentos a señales de alarma como palidez y cansancio, dolor de huesos, puntos rojos en la piel, bolitas en cuello, axilas o inglés, fiebre sin causa aparente, dolor de cabeza, luz blanca en un ojo, cambios de conducta, sangrados anormales, mareos, pérdida de peso, crecimiento del abdomen o moretones frecuentes.

El cáncer infantil es la principal causa de muerte en menores que oscilan entre los 5 y 14 años de edad, por ello redoblan programas encaminados a diagnosticar oportunamente esta enfermedad, ya que detectada a tiempo puede ser curable hasta en un 80 por ciento de los casos.

Un ejemplo de una atención oportuna es el menor Josué Omar de la Cruz Martínez, quien actualmente se encuentra en proceso de remisión, es decir en supervisión médica luego de haber vencido el cáncer, enfermedad que lo atacó hace cuatro años y que lo llevó a someterse a largos tratamientos médicos, quimioterapias y meses hospitalizado entre otras cosas.

Hilda Martínez, mamá de Josué refiere que el proceso de la enfermedad de su hijo ha sido largo, difícil y doloroso, aunque ahora agradece que el menor "se va librando de la enfermedad", pues ya se encuentra en proceso de remisión, lo que significa que durante los próximos cinco años continuará en estudios médicos para constatar que el cáncer no regrese.

"Mi hijo es un sobreviviente de cáncer, aunque no nos podemos confiar, pues todavía los próximos cinco años tiene que seguir en tratamientos y consultas médicas, estamos contentos porque la enfermedad ya cedió" dijo.

En entrevista, Hilda recuerda que fue hace poco más de cuatro años, cuando luego de pasar varios meses de angustia por no saber que tenía su hijo, le dieron la noticia de que se trataba de leucemia linfática aguda, diagnóstico que cambio la vida familiar y económica.

Precisó que al inicio, cuando Josué empezó a mostrar algunos síntomas leves, los médicos que lo atendieron no detectaron la enfermedad pero al ver que lejos de mejorar su estado de salud empeoraba y que la pérdida de peso era constante decidieron acudir a la ciudad de Monterrey en busca de otras opiniones médicas. 

"Josué empezó a perder mucho peso en poco tiempo, al grado de que llegó a un estado de desnutrición severo, tenía 8 años y pesaba 12 kilos" dijo.

Detalló que al inicio de la enfermedad, le dieron un diagnóstico equivocado incluso le llegaron a decir que el niño no estaba enfermo que se trataba de "berrinches" que por eso no comía, lo que se reflejó en la pérdida de 10 kilos en 21 días.

"Decidimos movernos y que nos transfirierán a Monterrey, fue ahí donde me dieron la triste noticia, que mi hijo tenía cáncer, fue un golpe muy duro, pues estaba sola con mi hijo, no quería que él me viera triste pero por dentro me sentía muy mal, pues mi esposo se había quedado al cuidado de mis otros hijos aquí en Reynosa" comentó.

Recordó que desde ese día, las cosas cambiaron para toda la familia, pues a partir de ahí Josué permaneció hospitalizado por un periodo de 10 meses, tiempo en el que fue sometido a diversos tratamientos médicos.

Hilda Martínez señala que para poder estar tiempo de completo al lado de su hijo, tuvo que enviar a sus dos hijas al estado de Coahuila, de donde son originarios, en tanto su esposo dividía su tiempo entre Reynosa, donde trabajando y cuidaba de su hijo mayor y la ciudad de Monterrey, donde le ayudaba a conseguir la sangre y las plaquetas que requería Josué para su tratamiento.

"Luego de saber que Josué tenía cáncer, nuestra vida dio un giro muy drástico, la familia se dividió, el dinero no nos alcanzaba para los tratamientos del niño pero después de cuatro años de sufrimiento estamos muy contentos y podemos decir que mi hijo es un sobreviviente, un niño con muchas ganas de vivir y salir adelante, siempre está contento y feliz" dijo.

Aunque ahora, Hilda Martínez cuenta la historia de Josué de manera sintetizada, reitera que el proceso no fue fácil, ya que el menor además de meses internado, someterse a quimioteraopias y otros tratamientos tuvo que utilizar silla de ruedas, andador, colchón ortopédico, agujas y cremas especiales entre otros artículos sin contar que su economía mermó en altos porcentajes, ya que los medicamentos y lo que conlleva esta enfermedad son onerosos.

Josué actualmente tiene 12 años, estudia el sexto año de primaria y entre sus metas a corto plazo esta ingresar a la secundaria pero sobre todo conocer la playa, sueño por el que su familia trabaja para que se haga realidad.

Señales de alerta

> Palidez

>Cansancio

> Dolor de huesos

> Puntos rojos en la piel

> Bolitas en cuello, axilas o inglés

> Fiebre sin causa aparente

>Dolor de cabeza

> Luz blanca en un ojo

> Cambios de conducta

> Sangrados anormales

>Mareos

> Pérdida de peso

>Crecimiento del abdomen

> Moretones frecuentes


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA