Noticias

"Si no trabajo mis hijos no comen"

Saúl se esfuerza en cada cambio de luz del semáforo por mostrar su destreza en el "free style", disciplina que lo hace sudar del esfuerzo de mantener el equilibrio del balón y de su cuerpo, sostenido en dos muletas

  • Por: Agencia El Universal
  • 04 / Abril / 2020 - 02:36 p.m.
  • COMPARTIR
Si no trabajo mis hijos no comen

Foto: El Universal.

En tiempos de pandemia por Covid-19, en el crucero vial de avenida Sor Juana y Mario Colín, Saúl mueve su balón con la cabeza, lo pasa a su pierna y luego al torso, apoyado en dos muletas, haciendo piruetas con habilidad y dominio de la pelota, pese a que le amputaron el pie izquierdo, en espera de que automovilistas y conductores le retribuya su destreza, con algunas monedas.

Sin embargo, "la gente tiene miedo, casi no abren su ventana, por miedo al contagio y no cooperan, además de que ahora pasan menos autos y camiones", afirmó el joven de 23 años de edad, vecino del municipio de Tultepec, quien desde hace dos años recorre cruceros viales de Tlalnepantla, Ecatepec y la Ciudad de México, mostrando sus habilidades con el balón de fut.

Con un cubreboca, Saúl se esfuerza en cada cambio de luz del semáforo por mostrar su destreza en el llamado "free style" disciplina que lo hace sudar del esfuerzo de mantener el equilibrio del balón y de su cuerpo, sostenido en dos muletas.

Tras 30 segundos de rutina, el joven deportista recorre las filas de autos en busca de monedas, para completar el gasto y mantener a sus dos hijos de uno y tres años de edad, que lo esperan en Tultepec.

Saúl perdió su pie izquierdo en el 2014, cuando un portón de acero cayó sobre su extremidad que tuvo que ser amputada, cuando tenía 17 años y empezaba a trabajar en una herrería.

"Antes de mi accidente, no me gustaba el fútbol, pero afortunadamente me enteré de esta disciplina, que practican chavos igual que yo", que les falta un pie y desde hace más de dos años y medio  la práctica he incluso ha participado en torneos, afirmó Saúl Ernesto Rodríguez Méndez.

No obstante antes de la pandemia por coronavirus, "en cuatro horas sacaba 400 pesos, ahora para completar el gasto tengo que trabajar doble, estar ocho horas o más en un crucero, porque la gente no sale a la calle y tienen miedo de abrir sus ventanillas", aseveró.

 "No puedo darme el lujo de quedarme en mi casa, porque si no trabajo mis hijos no comen, vamos al día y sólo ruego porque no se enfermen", indicó el joven deportista, mientras guardaba monedas en su mochila.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA