buscar noticiasbuscar noticias

Descubren cómo los murciélagos vampiros adquirieron el gusto por la sangre

Los científicos han descubierto por qué los murciélagos vampiros son los únicos mamíferos que pueden sobrevivir con una dieta solo de sangre.

Descubren cómo los murciélagos vampiros adquirieron el gusto por la sangre

Compararon el genoma de los murciélagos vampiros comunes con otras 26 especies de murciélagos e identificaron 13 genes que faltan o que ya no funcionan en los murciélagos vampiros. A lo largo de los años, esos ajustes genéticos les ayudaron a adaptarse a una dieta sanguínea rica en hierro y proteínas, pero con un mínimo de grasas o carbohidratos, informaron los investigadores el viernes en la revista Science Advances .

Los murciélagos viven en América del Sur y Central y son básicamente "Dráculas vivientes", dijo el coautor Michael Hiller del Instituto Max Planck de Alemania. Aproximadamente 3 pulgadas (8 centímetros) de largo con una envergadura de 7 pulgadas (18 centímetros), los murciélagos muerden y luego lamen la sangre del ganado u otros animales por la noche.

La mayoría de los mamíferos no podrían sobrevivir con una dieta líquida de sangre baja en calorías. Solo tres especies de vampiros de los 1.400 tipos de murciélagos pueden hacer eso: los demás comen principalmente insectos, frutas, néctar, polen o carne, como pequeñas ranas y peces.

“La sangre es una fuente de alimento terrible”, dijo Hannah Kim Frank, investigadora de murciélagos en la Universidad de Tulane, que no participó en el estudio. "Es totalmente extraño y sorprendente que los murciélagos vampiros puedan sobrevivir con sangre; son realmente extraños, incluso entre los murciélagos".

Algunas otras criaturas también tienen gusto por la sangre, incluidos los mosquitos, las chinches, las sanguijuelas y las pulgas.

El último trabajo amplía la investigación de otro equipo que identificó tres de las 13 pérdidas de genes.

"El nuevo artículo muestra cuán diferentes son los murciélagos vampiros incluso de otros murciélagos estrechamente relacionados, que comen néctar y frutas", dijo Kate Langwig, investigadora de murciélagos en Virginia Tech, que no participó en el estudio.

Con una dieta tan baja en calorías, los murciélagos vampiros no pueden pasar mucho tiempo sin comer. En un apuro, los bien alimentados regurgitarán su comida para compartirla con un vecino hambriento. Parecen hacer un seguimiento de quién los ha ayudado en el pasado, dijo Hiller, y señaló que los murciélagos vampiros tienen relaciones sociales complejas.

“No es una cosa de parentesco”, dijo Frank de Tulane. “Simplemente se dan cuenta y recuerdan: Eres un buen compañero, te recompensaré”.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD