buscar noticiasbuscar noticias

¡Humillados en el Azteca!

El Monterrey arrolló a La Máquina y avanzó a su quinta Final de la Liga de Campeones Concacaf, en donde enfrentará al América en el Estadio BBVA

Cd. de México

¡Humillados en el Azteca!

El campeón Cruz Azul soñaba con disputar la Final de la Concachampions, pero todo terminó en pesadilla y con doble vergüenza, tras ser goleado 4-1 por Rayados en la vuelta de Semifinales del torneo de la Concacaf, quedando eliminado con global de 5-1.

En un hecho sin precedente, el partido tuvo que ser suspendido por el central César Arturo Ramos porque la afición celeste insistió en usar el grito discriminatorio y en la segunda pausa mandó a los equipos a los vestidores.

Esa Máquina que el torneo pasado en la Liga MX fue una muralla infranqueable anoche presentó muchas grietas y por ahí se les metió Rayados para zarandearla y dejarla fuera del campeonato regional.

Meza fue quien abrió el marcador, al 7’, pero Cruz Azul mostró carácter porque 2 minutos después se acercó en el marcador tras un disparo de Orbelín Pineda.

Pero a La Máquina aún le faltaban 2 goles para seguir viva y esa necesidad de ir al frente la aprovechó Rayados para hacer el segundo, cuando Vergara controló en el área y se quitó a Ignacio Rivero antes de meter disparo cruzado, al 17’. Ahí perdió Cruz Azul la brújula y por eso Funes Mori hizo 2 tantos más, al 23’ y 52’.

Vino entonces la desesperación de la afición celeste que lanzó el grito considerado homofóbico por la FIFA y el árbitro detuvo por primera vez el cotejo al 60’, luego al 64’.

Ya en la reanudación Cruz Azul salió sin espíritu, a consumir lo que restaba del cotejo, ante unos Rayados que resistieron para meterse a la Final de la Concachampions, en donde chocarán con el América.

¡QUÉ VERGÜENZA! APARECE GRITO EN EL AZTECA 

Se apareció el famoso grito homofóbico en la semifinal de Concachampions entre Cruz Azul y Rayados en el Estadio Azteca. La afición de la Máquina que se dio cita en el Coloso de Santa Úrsula, se pasó por alto las indicaciones de la vocera del estadio, quien en varias ocasiones pidió que no hubiera lenguaje ofensivo. Sin embargo, en un despeje de Esteban Andrada a pocos finales del término de la primera mitad, el grito apareció de manera ensordecedora. De manera inmediata la vocera volvió a hacer el llamado para evitar dicha situación.

imagen-cuerpo


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD