Noticias

Hospitalizan a mando herido en una balacera

  • Por: Rubén Peña Calvillo
  • 12 / Enero / 2018 -
  • COMPARTIR
Hospitalizan a mando herido en una balacera

Movilización. Actividad militar en la Colonia Obispado, tras el traslado del militar herido hacia un hospital privado.

Monterrey, N. L.

Militares resguardaron ayer un hospital privado de la colonia Obispado, donde convalece un mando castrense gravemente herido, en un enfrentamiento en las inmediaciones de la Carretera Monterrey-Reynosa, en los límites de Tamaulipas con Nuevo León.

OPERATIVO

Fuentes policíacas revelaron, que la movilización se extendió a la explanada de la macro bandera nacional, en el mismo sector regiomontano, de donde despegó un helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), utilizado en el traslado y del cual cayeron pedazos de ventanas, que eran buscados.

Autoridades de Nuevo León no informaron oficialmente del intenso tiroteo, ocurrido la madrugada del miércoles en Díaz Ordaz, Tamaulipas, con saldo de cuatro civiles armados abatidos, en una camioneta, además de lesiones al mando militar.

Tampoco, la Comandancia de la Cuarta Región Militar, con sede aquí, emitió un comunicado de prensa, sobre la refriega en la Carretera Dos Estados, que conecta con la ex garita aduanal del kilómetro 30 de la carretera Reynosa-Monterrey.

Luego del choque armado, autoridades militares utilizaron la madrugada del jueves un helicóptero de la SEDENA para traer a Monterrey al herido, quien fue internado en el Hospital Muguerza, de la zona Obispado.

El nosocomio privado fue rodeado por efectivos del Ejército Mexicano, Policía Militar y Fuerza Civil del Estado, lo cual alarmó a vecinos, comerciantes y dueños de negocios del sector.

De manera simultánea, las autoridades realizaron un minucioso despliegue en la explanada del asta bandera, de la cual descendió y regresó el helicóptero, debido a que cayeron pedazos de un par de ventanas de emergencia del aparato.

Asimismo, trascendió en Monterrey, que en un ataque registrado la madrugada de ayer en la referida área fronteriza, un elemento de la Policía Federal sufrió una herida por arma de fuego en un ojo.

UN MUERTO SEMIENTERRADO

Luego de ser víctima de una desaparición forzada, un hombre fue encontrado muerto, maniatado y parcialmente enterrado, en una brecha de Marín, poblado del norte de Nuevo León.

Autoridades estatales confirmaron ayer, el hallazgo ocurrido la tarde del miércoles, en el camino de terracería aledaño a la carretera Zuazua-Marín.

Mencionaron que fueron localizados los restos en estado de descomposición de Taurino Alonso Arvizu, de aproximadamente 30 años, quien había desaparecido a inicios de esta semana.

“Tenía huellas de tortura y estaba maniatado”, agregaron los voceros.

Señalaron que su esposa, María de Jesús Gutiérrez Oviedo, compareció el miércoles en el Centro de Orientación y Denuncia de la Procuraduría estatal, en Apodaca, para reportar el caso de su pareja.

De manera coincidente, el mismo día, un habitante de Marín localizó el cuerpo de la víctima y solicitó ayuda a uniformados de Fuerza Civil, que patrullaban en la población rural.


Hospitalizan a mando herido en una balacera

PÉRDIDAS. La búsqueda de restos de dos ventanas del helicóptero, en la explanada de la macro bandera nacional.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA