Noticias

Fans de Celso Piña tienen sentimientos encontrados en el funeral

Decenas de seguidores desfilaron por la agencia fúnebre Gayosso Capillas Marianas

  • Por: El Universal
  • 24 / Agosto / 2019 - 05:56 p.m.
  • COMPARTIR
Fans de Celso Piña tienen sentimientos encontrados en el funeral

MONTERREY, NL.- Decenas de seguidores de la música de Celso Piña, adultos y niños, algunos con el clásico sombrero vueltiao, desfilaron por la agencia fúnebre Gayosso Capillas Marianas, donde son velados los restos del músico regiomontano, que falleció este miércoles poco después del mediodía, en el Hospital San Vicente de Monterrey.

El duelo de los fanáticos de intérprete de "Cumbia sobre el río" se ha mostrado de forma discreta, por disposición de la familia que sólo permitió el acceso a los parientes y amigos cercanos. Más noche, estarían acudiendo al funeral, integrantes de grupos musicales de la región.

Pero no sólo haber perdido al músico que tocaba "Los caminos de la vida" ha sido uno de los pesares de sus seguidores sino que también están sufriendo porque la familia del líder de la "Ronda Bogotá" ha puesto distancia entre ellos cuando antes el público y él eran muy cercanos.

No obstante, en el exterior, y a lo largo del día, hubo una auténtica verbena. Ahí estuvieron niños con sus instrumentos interpretando la música colombiana, y otros con aparatos de sonido, para escuchar los temas del llamado Rebelde del Acordeón.

Este viernes, Celso Piña Arvízu recibirá el último adiós de su público, en una misa de cuerpo presente que se realizará en la Basílica de Guadalupe, en Monterrey, de donde será llevado en una carroza para un recorrido por las calles de La Campana, donde vivió hasta hace pocos años y forjó su carrera musical. Los restos de Celso serán cremados y reposarán en su rancho "Macondo" en el municipio de Allende.

Y eso que, para gente como el escritor y periodista, Lorenzo Encinas, autor del libro "Celso Piña. El rebelde del acordeón", publicado enero de este año, la muerte del músico "es un golpe terrible para el movimiento regio-vallenato y para la cultura popular regiomontana, porque se va el último icono de la cultura norestense".

Según Encinas, que entrevistó innumerables ocasiones a Celso, y otras tantas dialogó con él en plan de amigo, muchos músicos colombianos que tocan el mismo género, nunca reconocieron el gran aporte que hizo por la música de su país, porque para ellos "la música que se hace en México es de segunda, y es una contradicción porque Piña se convirtió en uno de los máximos difusores de la cumbia, siendo mexicano".

"Y no quiero decir que es uno de los máximos, sino que es el máximo exponente de ese género en el mundo siendo mexicano, llevó la cumbia a más lugares y más gente, con el toque específico, una cumbia gestada y hecha en Monterrey", dijo Encinas.

Pero es que muchos músicos del estilo clásico, ni siquiera reconocen el trabajo de los nuevos exponentes del vallenato en el mismo Colombia, porque dicen que lo que tocan ya es otra cosa. Sin embargo, expuso, la música es cultura y tiene derecho de ser cambiante, si te quedas estático no progresas, y Celso le metió un toque nuevo y fresco a la música colombiana.

Y en la segunda etapa de su vida musical, Celso, más que adecuarse innovó en su estilo, porque dicen que hay que renovarse o morir, y él se renovó.

Moani Compean, propietario del desaparecido café Nuevo Brasil, donde Celso Piña compartió veladas y encuentros con personajes del mundo cultural. Recordó que ahí se gestó el encuentro del músico con el escritor Carlos Monsiváis, por mediación del creador literario local, Joaquín Hurtado, que se había ganado la voluntad del Rebelde del acordeón, al componer la letra de su éxito "La China y El pelón".

Ya luego Monsiváis, con ese ojo clínico para descubrir talentos, después de aquella velada entre amigos, apadrinó a Piña al prologar el disco "Barrio bravo", con el que el músico regiomontano celebraba sus primeros 20 años de carrera. Ahí tuvieron una participación de homenaje grupos locales como Control Machete y El Gran Silencio, que en aquel momento sobresalían más que el propio Piña, pero Celso con su calidad, estilo y carisma, saltó con autoridad del plano doméstico al nacional, señaló Moani.

José Juan Olvera, investigador del Ciesas Noreste, y autor del libro "Colombianos en Monterrey" (por su influencia a través de la música), que requirió trabajo de campo de tres años, sin menoscabo del gran aporte que hizo Celso Piña, comenta que contra lo que muchos creen, el primero que innovó la cumbia en formato norteño, no fue él, sino Beto Villa, de Nueva Rosita Coahuila, que grabó un disco en 1968, porque conocía a Los Corraleros del Majagual.

Olvera señala que hasta hace algunos años, para las clases medias y altas, e incluso vastos sectores de la clase popular, Celso Piña, interpretaba música que era vista como de cantina o de viciosos, pero al final con el puente musical que construyó con su estilo y calidad, las élites terminaron bailando al son que les tocó el Rebelde del Acordeón, aunque la música no elimina las diferencias sociales.

Además, afirma, cuando Celso empezaba su carrera, Los Vallenatos de la Cumbia también originarios de esta ciudad, ya regresaban de Paraguay o Argentina donde los conocían mucho, pero Celso con su persistencia y espíritu rebelde, terminó siendo internacional, y llevó su música a numerosos países del mundo.

Estima que tras la muere de Piña, el género tiene futuro en México, y menciona entre otros seguidores de este movimiento, aunque con sello propio,  a los hermanos Luis Manuel y Cristóbal López, así como al virtuoso del acordeón Jhonivan Sáenz ,que tiene una academia y ha formado a decenas de músicos.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA