buscar noticiasbuscar noticias

Eilish, Gorman y Lil Nas X deslumbran en Gala del Met

Eilish, la Bella del baile, lució un Oscar de la Renta

Billie Eilish lució glamorosa con un enorme vestido color melocotón en la Gala del Met el lunes por la noche, mientras que la anfitriona Amanda Gorman llevó un impresionante traje azul hecho a la medida por Vera Wang con una corona de laurel de diamantes en el pelo.

El coanfitrión Timothée Chalamet corrió hacia la Quinta Avenida para tomarse selfies con sus fans antes de subir los escalones del Museo Metropolitano de Arte para hacer su entrada luego que una banda de marcha y una gimnasta inauguraron la noche tan esperada. La gala del año pasado se canceló debido a la pandemia.

Eilish, Gorman y Lil Nas X deslumbran en Gala del Met

El tema oficial del evento a beneficio del Instito del Vestido del museo es este año la "independencia estadounidense", lo que dejó mucho espacio para la interpretación. Pregúntale a Lil Nas X, quien hizo un striptease al estilo de Lady Gaga en un Versace dorado, desde la capa hasta la armadura y el mono adornado.

Eilish, la Bella del baile, lució un Oscar de la Renta. "Era hora de esto. Siento que he crecido mucho en los últimos años", le dijo la cantante a Vogue.

Chalamet tenía zapatillas deportivas pero también diamantes. El actor dijo que su look era, al igual que Estados Unidos, "un poco de todo".

El vestido de Gorman, que incluía más de 3.000 cristales cosidos a mano, fue creado para evocar un cielo nocturno estrellado. La poeta le dijo a Vogue que se sentía como la Estatua de la Libertad, reinventada. Su corona, dijo, era un guiño a la publicación. Otra de las presentadoras, Naomi Osaka, quiso celebrar todas sus culturas (Japón, Haití y Estados Unidos) y eligió un vestido de Louis Vuitton diseñado en colaboración con su hermana, Mari Osaka. Llevaba un estampado de remolino azul, aguamarina y morado con mangas largas, volantes negros y una amplia faja roja.

Ralph Lauren vistió a Jennifer Lopez en piel con un atuendo café en su característico escote en el cuello y corte alto en la pierna, y un sombrero estilo occidental de ala ancha.

Si hubo una tendencia en la gala, fueron las mangas enormes y llamativas, con algunas estrellas y rayas. Hubo un poco de rojo, como en el rojo, blanco y azul de la bandera estadounidense. Karlie Kloss vistió un Carolina Herrera rojo con enormes volantes en el cuello y las mangas. Jennifer Hudson también eligió un traje rojo sin mangas.

También de rojo: Ella Emhoff, la hija del segundo caballero de los Estados Unidos Doug Emhoff e hijastra de la vicepresidenta Kamala Harris, quien llevaba un look de pantalón con blusa transparente y un diseño de cristal en todos los lugares correctos.

Dan Levy llevó el tema de la fiesta al extremo con un traje azul de Loewe. Tenía, según la marca, "pierna de cordero estampada" en un polo con un aplique de dos hombres besándose.

Leon Bridges, en tanto, honró a su estado natal con un sombrero de vaquero blanco y una chaqueta de flecos de gamuza azul. "Se trata de encarnar la estética de Texas", dijo Bridges, quien también tenía joyas en el cabello.

Entre otros, Keke Palmer llegó en un impresionante body en tono tierra con cola, mientras que Ilana Glazer aprovechó su momento en la escalinata del Museo Metropolitano de Arte para lucir mangas largas y plumosas y un vestido cremoso de cuello alto. Ambas eran conductoras de la transmisión en vivo de la gala de Vogue.

Yara Shahidi llevó un Dior plateado con una pieza para la cabeza. Dijo que se inspiró en Josephine Baker. Emma Chamberlain optó por un minivestido dorado con recortes en la cintura y un grueso detalle de espejo y cadena.

La supervisora de la gala, Anna Wintour, llegó temprano y saludó a la multitud acompañada de su hija embarazada, Bea Schafer, con un diseño floral con volantes en el cuello.

Además de muchos jumpsuits, hubo muchos estilos clásicos de alfombra roja y una ola de dorado, este último incluido en un atuendo de Peter Dundas que llevó Mary J. Blige. El traje tenía un escote hasta el ombligo y más allá tanto por delante como por detrás. Megan Fox, que acababa de escuchar su aparición en los MTV VMA, también llevaba adornados Dundas, un body hugger rojo con cruces en el frente y los lados.

MJ Rodriguez, estrella de "Pose" y primera actriz transgénero en obtener una nominación al premio Emmy en una categoría de actuación, lució glamorosa en un atuendo blanco y negro de Thom Browne. Lo llamó un giro moderno en la ropa deportiva clásica estadounidense. Asistió a la gala con un propósito.

"No muchas chicas trans como yo tenemos esta oportunidad", dijo Rodriguez. "La condición humana es para lo que vine".

La representante federal Alexandria Ocasio-Cortez se apareció con un vestido blanco de Aurora James con un mensaje escrito en rojo en la espalda: "Impuestos a los ricos".

La noche tuvo sus momentos extravagantes, como un par de cabezas de caballo sobre vestidos y a Frank Ocean con el pelo verde y un bebé falso con la cara del mismo color. Browne le dio a Erykah Badu un sombrero de copa extra alto con un decorado negro voluminoso, un montón de cristales y adornos gruesos alrededor del cuello.

Su bolso era un perro salchicha de cuero negro.

Dundas también vistió a Ciara, quien honró al esposo de los Seahawks, Russell Wilson, con su número 3 estampado en su vestido de lentejuelas verde lima. Le añadió algo extra: un anillo del Super Bowl, y un bolso deslumbrante en forma de pelota de fútbol.

La cantante dijo que el diseñador se inspiró en la vibra deportiva del fallecido creativo de la moda Geoffrey Beene.

La gala, que recauda dinero para el Instituto del Vestido del museo, se aplazó de su tradicional primer lunes de mayo y pasó a ser un evento de dos fechas. Coincide con la inauguración de "In America: A Lexicon of Fashion", la primera parte de una exposición en el Centro del Vestido Anna Wintour del Met.

Los organizadores invitaron a 400 personas, o aproximadamente un tercio del número que suele asistir.

Este año, el evento es copresidido por Chalamet, Eilish, Gorman y Naomi Osaka. Los presidentes honorarios son Tom Ford, el patrocinador de Instagram Adam Mosseri y Wintour de Vogue, esta última decana de la Gala del Met desde 1995.

El bipartito de este año marca el 75to aniversario del Instituto del Vestido. La Gala del Met recauda la mayor parte de la financiación anual del instituto, incluyendo un evento más grande programado para el 2 de mayo. Esa fecha la gala retomará el primer lunes de mayo para la gala y celebrará la segunda parte de la exposición, "In America: An Anthology of Fashion", en las salas de época del ala estadounidense del museo.

Considerada la noche más importante de la moda, se anima a los invitados -- artistas de primera línea de la música, el cine, la televisión y más -- a acoger el tema de la exposición cada año mientras suben lentamente las escaleras alfombradas de rojo del museo. La interpretación lo es todo cuando se trata de cómo se visten y cómo hacen su entrada.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD