buscar noticiasbuscar noticias

Desatan su furia tras los apagones

Ciudadanía exige una mayor regulación para que se impongan salvaguardas al desregulado mercado eléctrico para impedir se eleven desproporcionadamente cobros de luz

AUSTIN, Texas

Todos los comestibles se echaron a perder y no hubo agua durante varios días. Luego Melissa Rogers —una firme creyente de que el gobierno debe ocupar su lugar en Texas— se despertó y encontró que tenía que pagar 6,000 dólares de electricidad incluso antes de que la nieve y el hielo se derritieran.

Desatan su furia tras los apagones

"Los caminos estaban horribles, y recorríamos toda la ciudad intentando sacar dinero de cuanto banco se nos ocurriera", dijo Rogers, de 36 años, cuya familia de cuatro personas en Fort Worth se quedó al final con un resto de 80 dólares después de que los cobros le comieran a ella sus cuentas y la paga de su esposo.

Ahora, la reacción frente a una catástrofe invernal que causó una de las peores interrupciones del suministro eléctrico en la historia de Estados Unidos no es la habitual en Texas: la gente reclama una mayor regulación.

Se prevé que el jueves los administradores de la red eléctrica de Texas sean blanco de críticas en las primeras audiencias públicas sobre la crisis en el Capitolio estatal, donde la creencia de que menos intervención del gobierno es mejor está reflejada en una legislatura de tiempo parcial que sólo se reúne una vez cada dos años y sólo durante 140 días. La sesión actual concluye en mayo.

Debido a esto, Texas tiene poco tiempo para crear disposiciones más estrictas a las que la mayoría republicana del estado se ha resistido durante décadas, después de la frígida oscuridad que afectó de una manera u otra a casi todos los 30 millones de habitantes del estado. 

Los anaqueles de comestibles se vaciaron y miles de tuberías de agua se reventaron. Igualmente, las advertencias ignoradas tras la profunda helada de 2011 en Texas se habían difuminado en el escepticismo.

El gobernador republicano Greg Abbott quiere obligar a las plantas de electricidad a que se adapten al clima helado después de que casi la mitad de la capacidad de generación del estado quedara fuera de servicio debido a las temperaturas bajo cero. 

AFECTADOS

VACÍAN AHORROS PARA PODER PAGAR

También hay nuevo apoyo a que se impongan salvaguardas al desregulado mercado eléctrico de Texas para impedir que se eleven astronómicamente los cobros de luz que aniquilan financieramente a propietarios de casas como Rogers, que vació en forma frenética sus ahorros después de que los precios de la luz al mayoreo, que típicamente son de un par de centavos por kilovatio-hora se dispararan a 9 dólares por kilovatio-hora.

A 9 dólares el kilovatio-hora, el hogar promedio estadounidense recibiría un recibo mensual de luz de unos 8,000 dólares.

"En muchos aspectos, somos víctimas de nuestro propio intento de dejar todo librado las fuerzas del mercado", dijo el representante estatal republicano Drew Darby, que forma parte de la Comisión de Recursos Energéticos de la Cámara de Representantes que investiga los apagones.

imagen-cuerpo

Los anaqueles de comestibles de los grandes centros comerciales se vaciaron.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD