Reynosa

Dejan albergues entre alegría e incertidumbre

Ayer pudieron regresar a sus viviendas

  • Por: Viviana Cervantes
  • 31 / Julio / 2020 -
  • COMPARTIR
Dejan albergues entre alegría e incertidumbre


La mayor parte de los damnificados que acudieron a un albergue en Reynosa, para resguardarse de los estragos provocados por el Huracán "Hanna" finalmente ayer pudieron regresar a sus viviendas.

Familias enteras con niños, bebés, adultos mayores, así como discapacitados, dejaron atrás las colchonetas en las que dormían en el Polideportivo de Reynosa, para tomar un autobús de regreso a casa.

Las unidades partieron de forma constante hacía zonas como Las Delicias, Nuevo Amanecer, Lázaro Cardenas, Mitras, Jacinto López I, II, Burocrática, entre otras, que de acuerdo a los reportes oficiales fueron de las más afectadas.

REGRESAN, PERO...

El semblante de los damnificados en estos sitios se dividió entre la alegría de regresar a casa, pero en la tristeza e incertidumbre, ya que al llegar, se encontrarían con las pérdidas materiales, de muebles, colchones, electrodomésticos y otros, ya que el agua subió en algunos casos hasta los 2 metros de altura. 

"Estuvimos aquí dos días, nos rescataron de una lancha, yo veía en las noticias cuando pasaba eso en otras partes del mundo pero jamás imaginé que sería una de ellas, ahora ya vamos de regreso, pero si son sentimientos encontrados porque viene lo más difícil recuperarnos", mencionó Julia Flores, damnificada. 

En este lugar, habilitado de forma temporal como albergue se atendieron desde el pasado 26 de julio alrededor de 350 personas, de las cuales solo 40 permanecían hasta ayer.

Desde el autobús, los damnificados agradecían al personal que los atendió. 

"Muchas gracias por todo, les debemos la vida", mencionaban a la par de saludarlos.

LOS QUE PERMANECEN

Las personas que todavía continuaban en los albergues están esperando que los niveles de agua en sus viviendas disminuyan.

"Si me hubiera quedado en la casa estaría muerta, el agua cubrió todo, uno de mis hijos fue a ver ayer y me dijo que todavía estaba hasta la rodilla, entonces no puedo irme, tengo que quedarme aquí", explicó María, de la colonia Ampliación Delicias.

Aunque también existen otros que han optado por retirarse aún y cuando los niveles de agua en sus viviendas son altos, por temor a ser saqueados.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA