buscar noticiasbuscar noticias

Un paseo por el parque temático italiano de Luigi Ghirri

Coincidiendo con el 30 aniversario de su muerte, el festival Fotografía Europea rinde homenaje al artista con una exposición comisariada por Joan Fontcuberta. A la muestra se suma la publicación de dos nuevos libros del gurú de la fotografía italiana

En 1970, se inauguraba en el municipio de Rimini, en el distrito de Viserba, un curioso parque temático, Italia in miniatura. Un recorrido por el vasto patrimonio artístico monumental italiano durante el cual, entre las más de 270 reproducciones a escala de palacios, iglesias, piazzas y ruinas, y rodeado por cinco mil árboles reales en miniatura, el visitante no deja de sentirse como Gulliver en Lilliput, mientras observa cómo su sombra abarca la totalidad de una plaza o nubla el Coliseo. Sin saberlo, Ivo Rambaldi, el carismático impulsor del proyecto, compartía una máxima con el fotógrafo Luigi Ghirri (Scandiano, 1943-1992), destinado a convertirse en el gurú de la fotografía italiana. Para ambos la verdad se escondía en un espacio de ficción. Y aquel recinto de asueto y diversión, no muy lejos de Módena, donde el fotógrafo ejercía como delineante, se convirtió en un buen campo de acción para indagar en la ambigua naturaleza de esta comunicadora impredecible que es la fotografía.

´Bitonto, 1990´, del libro´ Puglia.Un paseo por el parque temático italiano de Luigi Ghirri

La fotografía era en palabras de Ghirri "una gran aventura por el mundo del pensamiento y de la mirada, un maravilloso juguete mágico que milagrosamente consigue combinar nuestra conciencia de adulto con el mundo de cuento de la infancia, un viaje sin fin a través de lo grande y lo pequeño, a través de las variaciones y el reino de las ilusiones y las apariencias, un lugar laberíntico y especular de multitudes y simulación". De ahí que, entre finales de los años setenta y mediados de los ochenta el autor se desplazará en varias ocasiones al parque para dar forma a la serie In Scala. A través de las paradojas de la escala, de los trampantojos, de la distancia entre la realidad y la representación y de la voraz mirada de los espectadores quedaran expresados los planteamientos estéticos y conceptuales del artista. "En este gran teatro de vez en cuando los actores son mucho más altos que el telón de fondo", escribía.

De igual forma, Italia en miniatura se encuentra a poca distancia de Urbino. Allí fue invitado Joan Fontcuberta, en 2019, por el Instituto Superior de la Industria Artística (ISIA), con el fin de impartir un taller. Invitación que fue transformada por el fotógrafo catalán para desarrollar una metodología pedagógica con los estudiantes con el fin de revisitar el parque. Un homenaje al fotógrafo italiano y al escritor y semiólogo Umberto Eco, cuya obra La estrategia de la ilusión describe un peregrinaje en busca de la hiperrealidad y el mundo de la simulación. El proyecto ha tenido como resultado una exposición que se presenta como uno de los platos fuertes de la programación de la última edición del festival Fotografía Europea, celebrado en Reggio Emilia, bajo la dirección artística de Tim Clark. Bajo el título In scala diversa, Luigi Ghirri, Italia in miniatura e nouve prospettive, la exhibición ha sido comisariada por Fontcuberta junto con Ilaria Campioli y Matteo Guidi, y presenta la serie de fotografías realizadas por Ghirri en el parque temático como eje central de la muestra. La obra dialoga con una serie de proyectos, entre ellos los documentos elaborados por Rambaldi, con el fin de servir de referencia para la construcción de la maquetas.

"Rambaldi fue un personaje de película", cuenta Fontcuberta en una de las salas de la exposición, que puede verse en el Palazzo dei Musei. "Partisano comunista, luchó contra los nazis. Logró escapar dos veces estando prisionero, y montó una industria que le hizo millonario. Viajando descubrió Swissminiatur en el cantón de Tesino. Si en un lugar tan pobre en historia como Suiza existía tal exaltación de patrimonio, Italia merecía con mucho más motivo algo parecido, se planteó el italiano. Así vendió su empresa e invirtió todo su dinero en Rimini. Viajaría junto a un topógrafo y arquitecto para documentar fotográficamente, y de forma amateur, las distintas arquitecturas y reproducirlas en miniatura. Era el propio Rambaldi quien posaba en las fotografías para dar información de cuán ancha podía ser una ventana o alta una puerta. De manera que estas imágenes de carácter funcional han ido adquiriendo una dimensión de performance, o una lectura en clave de Arte Povera o Land Art".

La muestra incluye material inédito de la obra de Ghirri, partiendo de una edición realizada por el propio autor que nunca llegó a presentar. El discurrir de un discurso fotográfico sólido y contundente quedó truncado por su muerte prematura. El autor trabajó de forma sistemática en color, siendo uno de los primeros autores en reivindicar la fotografía a color en Europa. A través de su paleta apagada se distanciaba de la idea de la fotografía en blanco y negro que predominaba en la escuela francesa y americana e integraba el documento fotográfico al arte conceptual.

imagen-cuerpo

´Rimini, 1977´.

imagen-cuerpo

´Italia in Miniatura, Florencia´.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD