buscar noticiasbuscar noticias

Morena y PES aprueban dictamen sobre revocación de mandato... con una pregunta enfocada en la "ratificación"

En el dictamen quedó la pregunta: "¿Estás de acuerdo en que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato?" Opositores recordaron que se trata de una herramienta para que los ciudadanos puedan quitar a un gobernante, no para respaldarlo

En comisiones del Senado, Morena y PES aprobaron en lo general el dictamen de la ley de revocación de mandato, en medio de una polémica por la pregunta que quiere impulsar el partido mayoritario enfocada en la ratificación de mandato en lugar de la revocación.

Con 15 votos a favor de Morena y el PES, 6 en contra del PRI, PT y Movimiento Ciudadano, y 2 abstenciones del PAN y PRD, las comisiones unidas de Gobernación y Estudios Legislativos Segunda avalaron un proyecto de dictamen para expedir la Ley Federal de Revocación de Mandato, reglamentaria del artículo 35 constitucional.

Morena y PES aprueban dictamen sobre revocación de mandato... con una pregunta enfocada en la ratificación

Pese a que la mayoría de las iniciativas incluían la pregunta sobre "revocar el mandato" del presidente en turno, en el dictamen quedó la pregunta impulsada por Morena: ¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato?

Los partidos del llamado bloque de contención, PAN, PRI, MC y PRD, señalaron que apoyan la figura de la revocación de mandato, pero pidieron que el dictamen mantenga “congruencia” con la reforma constitucional, pues esta se refiere a la revocación de mandato por la pérdida de confianza y en ningún momento habla de la “ratificación”.

La pregunta planteada dista mucho de la naturaleza de la revocación, porque en sentido positivo, como está planteada en el dictamen, va más en sentido ratificatorio que revocatorio”, dijo el senador Noé Castañón de Movimiento Ciudadano.

Damián Zepeda del PAN recordó que la revocación de mandato es una herramienta para que los ciudadanos puedan quitar a un gobernante, no para mostrarle su respaldo.

“La herramienta se llama revocación de mandato, no continuación de mandato”, dijo el legislador.

Por su parte, Dante Delgado de Movimiento Ciudadano acusó que se intenta aprobar una pregunta “a modo” y criticó que quienes se ponen “la bandera de la austeridad” ahora quieran gastar miles de millones de pesos en una consulta que podría no ser necesaria si la sociedad no se manifiesta para requerirla.

“El problema es que cuando son decisiones verticales y de arriba hacia abajo y cuando se interpreta, que no es revocación, sino es un instrumento de ratificación de mandato, es donde viene la perversión de todo el sistema político que se dice combatir y esto es inaceptable”, lamentó Delgado.

Pero el grupo mayoritario en ambas comisiones insistió en que la pregunta debe ser “clara y adecuada” para la ciudadanía y por ello defendió que la pregunta de la ley secundaria sea sobre la “continuidad” del presidente.

“Lo que veremos es una ratificación de la confianza, o de la esperanza depositada por el pueblo de México a nuestro presidente de la República, esa es la trascendencia histórica de esta decisión política”, manifestó Salomón Jara de Morena.

Jara dijo que el Congreso tiene que aprobar esta ley para no permitir que el Instituto Nacional Electoral establezca lineamientos “a modo”.

Mientras que el morenista Héctor Vasconcelos consideró que se trata de un debate “meramente semántico”, pidió que se simplifique aún más la pregunta y propuso que en lugar de que “continúe” ejerciendo su mandato se pregunte a la población si quiere que el presidente “siga en el cargo”.

 “La clave del éxito de este ejercicio es la pregunta, yo creo que, si bien existe una diferencia conceptual entre revocación y ratificación, entre destituir y ratificar, hay evidente una diferencia conceptual, pero también es un elemento puramente semántico, porque los efectos sería los mismos”, afirmó Vasconcelos.

La oposición también pidió que se instale una mesa de trabajo entre todos los grupos parlamentarios para mejorar el dictamen y tener así una propuesta consensuada, además de sostener una reunión con el Instituto Nacional Electoral para conocer su opinión. Sin embargo, Morena y PES rechazaron la propuesta.

El polémico senador Félix Salgado Macedonio, acusado de violación sexual, retó a la oposición a aprobar esta propuesta “sin regateo alguno” pues tendrían la oportunidad de quitar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El asunto no es ni de fondo ni de forma, la pregunta es si se revoca o si continúa. No le busquen. La pregunta es bastante clara: ¿Estás de acuerdo en que Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato, ¿sí o no? Y ustedes le tienen miedo a esa respuesta. Les da pavor”, aseguró Salgado Macedonio.

Las comisiones unidas decretaron un receso por falta de quórum y convocaron nuevamente a las 5:30 de la tarde para continuar la discusión sobre la posible incorporación de los artículos 25 y 56, así como otras adiciones al proyecto de decreto.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD