Noticias

Irán se prepara para sanciones de EU

La Casa Blanca ya ha restablecido las sanciones contra Irán que tienen como objetivo las transacciones financieras que involucran dólares estadunidenses, el sector automotriz de Irán

  • Por: Notimex
  • 02 / Noviembre / 2018 - 09:52 a.m.
  • COMPARTIR
Irán se prepara para sanciones de EU

Teherán.

Irán se está preparando para el restablecimiento de las sanciones de Estados Unidos contra su vital industria petrolera, mientras enfrenta una crisis económica que ha provocado esporádicas protestas por el aumento de los precios, la corrupción y el desempleo.

Las sanciones petroleras, que entrarán en vigencia el lunes próximo, apuntarán a la mayor fuente de ingresos del país persa en la acción más punitiva desde que la administración del presidente estadunidense Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear de 2015 en mayo pasado.

La Casa Blanca ya ha restablecido las sanciones contra Irán que tienen como objetivo las transacciones financieras que involucran dólares estadunidenses, el sector automotriz de Irán y la compra de aviones comerciales y metales, incluido el oro.

La administración de Trump insiste en que las sanciones no apuntan a derribar a la República Islámica, sino a obligar a Irán a alterar dramáticamente sus políticas en la región, incluido su apoyo a los grupos militantes en todo el Medio Oriente y su desarrollo de misiles balísticos.

En cambio, la agencia nuclear de la Organización de Naciones Unidas afirma que Irán está cumpliendo con el acuerdo nuclear.

Las nuevas sanciones ya han cobrado un alto precio, ya que el rial, la moneda iraní, ha perdido la mitad de su valor desde abril y los precios de las frutas, aves, huevos y leche se han disparado.

Las protestas estallaron en todo el país en diciembre, con algunos manifestantes que gritaban contra el gobierno y se enfrentaban con la policía. Se han realizado manifestaciones esporádicas en los últimos meses, incluyendo huelgas de trabajadores, maestros y conductores de camiones.

El acuerdo nuclear alcanzado bajo la administración del presidente Barack Obama, y ??también firmado por Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia, levantó sanciones internacionales a cambio de que Teherán frenara su programa nuclear.

Los países occidentales habían sospechado durante mucho tiempo que el programa nuclear enmascaraba la búsqueda encubierta de armas atómicas, alegaciones negadas por la nación persa, que siempre han insistido en que sus actividades nucleares tienen fines energéticos y otros fines pacíficos.

Después de que el acuerdo entró en vigencia en 2016, Irán comenzó a exportar su petróleo más libremente y firmó acuerdos de miles de millones de dólares con Airbus, Boeing y otras empresas occidentales.

Pero el legado de décadas de sanciones y mala gestión económica se mantuvo, y el futuro del acuerdo nuclear se vio envuelto en incertidumbre con la elección del presidente Trump, quien se había comprometido repetidamente a abandonar el acuerdo y finalmente se retiró en mayo.

A partir del lunes, el gobierno de Washington ha prometido que las empresas que no cumplan con las sanciones no podrán hacer negocios en Estados Unidos.

Aunque Washington podría otorgar exenciones a países como China e India, que se encuentran entre los mayores importadores de crudo iraní, la expectativa es que Estados Unidos exigirá frenos sustanciales sobre cuánto se importa.

En las últimas semanas, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, trató de tranquilizar al público, diciendo que ya ha pasado lo peor y que el gobierno está trabajando en formas de evadir las nuevas sanciones.

Pero en una reunión televisiva del gabinete el miércoles, reconoció que "la situación ha sido difícil para las personas en los últimos meses, y puede que también lo sea en los próximos meses".

"El gobierno utilizará todas sus capacidades para aliviar los problemas", agregó.

En un esfuerzo por eludir las sanciones, Irán comenzó a vender parte de su petróleo en una bolsa de valores de energía el domingo.

El ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, dijo que se vendieron 280 mil barriles en la bolsa IRENEX hasta el miércoles y que luego se entregarán 720 mil barriles.

Pero el millón de barriles diarios que Irán pretende vender en la bolsa, a la que pueden acceder los comerciantes extranjeros, es una fracción del máximo de 2,5 millones de barriles diarios que Irán vendió antes de que la administración de Trump anunciara la reimposición de sanciones.

Los países europeos, que siguen comprometidos con el acuerdo nuclear, han discutido la adopción de medidas que protejan a las empresas de las sanciones estadunidenses y les permitan seguir haciendo negocios en Irán.

Pero hasta ahora no han podido evitar el éxodo de grandes firmas, como Boeing y Airbus, que suspendieron las compras de aviones. General Electric, Maersk, Peugeot, Renault, Siemens y Total también cancelaron acuerdos comerciales en Irán, según el Atlantic Council con sede en Washington.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA