buscar noticiasbuscar noticias

Expertos ONU: EI cometió genocidio contra los yazidíes

Han encontrado "pruebas claras y convincentes" de que los extremistas del grupo Estado Islámico cometieron un genocidio contra la minoría yazidí en 2014

El responsable de un equipo de Naciones Unidas que investiga atrocidades en Irak anunció el lunes que han encontrado "pruebas claras y convincentes" de que los extremistas del grupo Estado Islámico cometieron un genocidio contra la minoría yazidí en 2014, y afirmó que el grupo armado logró desarrollar armas químicas y empleó gas mostaza.

El equipo también concluyó que el grupo EI cometió crímenes de guerra contra cadetes desarmados y trabajadores, en su mayoría chiíes, de la Academia Aérea de Tikrit, que fueron capturados, torturados y sometidos a ejecuciones masivas en junio de 2014, explicó Karim Kahn al Consejo de Seguridad. Un video del grupo EI publicado en julio de 2015 mostró que los asesinatos "suponen una incitación directa y pública a cometer genocidio contra los musulmanes chiíes".

Expertos ONU: EI cometió genocidio contra los yazidíes

El Consejo de Seguridad votó de forma unánime en septiembre de 2017 para pedir a la ONU que estableciera un equipo de investigación para ayudar a Irak a conservar pruebas y facilitar que se exijan responsabilidades por "lo que podría suponer crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio" cometidos por extremistas de Estado Islámico, tanto en Irak como en la región del Levante, que incluye a Siria.

En su sexto reporte ante el consejo, Khan dijo que el Equipo Investigador de la ONU para Fomentar la Responsabilidad por los Crímenes cometidos por el grupo Estado Islámico, también conocido como Daesh, ISIS e ISIL, había aumentado de forma considerable la cantidad de pruebas en su poder en los últimos seis meses.

Los "desarrollos significativos" a la hora de reunir pruebas forenses de fosas comunes, datos digitales extraídos de discos duros que pertenecían al grupo EI, la digitalización de archivos de casos, así como el empleo de herramientas tecnológicas avanzadas para procesar y buscar bases de datos, han permitido a los expertos "establecer líneas temporales claras de las actividades miembros importantes de ISIL".

En lo que Khan describió como "un punto de inflexión", el equipo, conocido como UNITAD, había establecido pruebas convincentes de que los extremistas de EI cometieron genocidio "contra los yazidíes como grupo religioso" con la intención "de destruir a los yazidíes".

Esto quedó claro en el el ultimátum del grupo EI, que instó a los yazidíes a "convertirse o morir" y que llevó a que miles fueran asesinados, dijo Khan. "Miles más fueron esclavizados, con mujeres y niños separados de sus familias y sometidos a los abusos más brutales, incluidas violaciones masivas y otras formas de insoportable violencia sexual" durante años, "que a menudo llevaron a la muerte".

Khan añadió que los crímenes contra los Yazidíes continúan, con miles de mujeres y niños separados de sus familias o desaparecidos, y en algunos casos aún con sus captores del grupo EI o con las personas que los compraron.

Khan destacó la importancia de la labor de UNITAD, que revisó pruebas que puedan presentarse ante tribunales.

También señaló que la información de dispositivos electrónicos que pertenecían a extremistas del grupo EI permitió abrir una investigación "sobre el desarrollo y uso con éxito de armas químicas y biológicas por parte del ISIL en Irak".

Se espera que los resultados iniciales de la pesquisa se completen en cinco meses.

El próximo paso es emplear la información y las pruebas reunidas por UNITAD "para cumplir las expectativas de los sobrevivientes" y presentarlas ante cortes nacionales para procesar a los responsables.

La Nobel de la paz Nadia Murad, una yazidí que fue víctima de la esclavitud sexual a manos de combatientes de EI que mataron a su madre y sus seis hermanos, instó al Consejo de Seguridad a derivar el caso de genocidio contra su pueblo ante la Corte Penal Internacional o formar una corte que persiga a los responsables.

"Les pido que abran un nuevo capítulo, exigir responsabilidades legales por los crímenes del ISIS afectaría de forma drástica a todas las iniciativas para la recuperación de mi comunidad", dijo. "Es hora de que la comunidad internacional haga más, más que escuchar. Es hora de actuar. Si los líderes mundiales tienen la voluntad política de actuar ante estas pruebas, entonces de verdad la justicia está al alcance de la mano".


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD