buscar noticiasbuscar noticias

Encara desafío fiscal de Austin

Cumple promesa de encausar a policías por represión a multitud en protestas de injusticia racial de 2020

Policías de Austin dispararon proyectiles con frijoles.Encara desafío fiscal de Austin

“Diecinueve es, vaya, no conozco ningún otro lugar que haya hecho eso”, dijo Margaret Moore, predecesora de Garza como fiscal de distrito del condado de Travis.

Las acusaciones ampliaron la brecha en la próspera ciudad entre la policía de Austin y Garza, un demócrata cuya campaña de 2020 fue respaldada por aliados liberales, incluido el senador federal Bernie Sanders, y prometió medidas enérgicas contra la mala conducta de las fuerzas del orden.

Para el viernes por la noche, todos los oficiales acusados recientemente habían sido puestos en licencia administrativa, dijo Saul Gray, un portavoz del departamento.

Garza dijo que las acusaciones no fueron impulsadas políticamente y que “nuestra comunidad está más segura cuando nuestra comunidad confía en la aplicación de la ley”.

Los activistas comunitarios que han criticado durante mucho tiempo el manejo de las protestas por parte de la ciudad, que incluyeron oficiales que dispararon balas de frijoles a la multitud, dijeron que las acusaciones estaban retrasadas y dijeron que Garza merece crédito.

Pero incluso los aliados se sintieron frustrados el viernes por la falta de detalles, que Garza ha dicho que aún no puede revelar. Garza anunció en una conferencia de prensa el jueves que se esperaban acusaciones del gran jurado, pero no dio detalles. 

CADENA PERPETUA

A la sombra

- Varias personas con conocimiento de las acusaciones dijeron a The Associated Press que los cargos incluyen asalto agravado con un arma mortal.

- Los cargos de agresión agravada, cuando los comete un servidor público, pueden conllevar una sentencia de hasta cadena perpetua.

- La oficina del fiscal José Garza rechazó una solicitud de entrevista el viernes y dijo que aún no podía revelar los detalles.

imagen-cuerpo

 Manifestantes ante agentes de la Policía, en Austin.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD