buscar noticiasbuscar noticias

Checo le mete ´coco´

En 12 temporadas en la Fórmula Uno, el piloto mexicano Sergio Pérez ha lidiado con todo tipo de coequiperos

A punto de cerrar su temporada 12 en la Fórmula Uno, Checo Pérez se encuentra en el mejor estado en forma de toda su carrera y está por cumplir un reto más en su trayectoria: ser subcampeón.

Checo le mete ´coco´

Sin embargo, entre las muchas dificultades que supone una docena exitosa de campañas en la Máxima Categoría del mundo motor, hay otra que incluye el lidiar contra el deseo de otros pilotos de cumplir los mismos objetivos que el tapatío. Desde 2021, Pérez ha formado parte de Red Bull, escudería en la que ha tenido de coequipero a Max Verstappen, ahora bicampeón del mundo.

Su actual compañero de equipo ha sido el rival más complicado que en este 2022, pues además de la extraordinaria calidad que posee en pies y manos, la actitud ganadora y competitiva han distinguido al piloto neerlandés, mismos que también han provocado desplantes como el del pasado GP de Sao Paulo, en el que se negó a permitirle el rebase para quedar en sexto y obtener 2 puntos más, importantes en la lucha que mantiene el mexicano por el subcampeonato ante el monegasco Charles Leclerc, de Ferrari.

Este tipo de batallas internas ya las ha vivido el tapatío en otros equipos, sobre todo en sus dos últimas experiencias antes de Red Bull, primero con Esteban Ocon, de 2017 a 2018, y, después con Lance Stroll, de 2019 a 2020.

Con el francés protagonizó grandes peleas dentro de la pista que provocaron chispas en la relación entre los de Force India.

Con el canadiense, el combate era más fuera de pista, pues al ser hijo del dueño de la escudería (Lawrence Stroll era el propietario de Racing Point), el mexicano debía superar en las carreras las sospechas de favoritismos frente a Lance.

Estas no fueron las únicas rivalidades polémicas, pues aunque fue en menor intensidad, se recuerdan algunos episodios con el piloto alemán, Nico Hülkenberg, con quien compartió el asiento de Force India entre 2014 y 2016.

Mejores relaciones tuvo Checo con el japonés Kamui Kobayashi, en Sauber, y con el campeón del mundo Jenson Button, con quien convivió tan sólo un año.

´NO FUE A PROPÓSITO´ 

La llama de la polémica tras el Gran Premio de Brasil se encendió aún más en Red Bull luego de algunos rumores de medios neerlandeses, quienes aseguraron que la actitud de Max Verstappen con Sergio Pérez fue una "venganza" por un problema en el GP de Mónaco.

Checo respondió ante los comentarios acusándolo por chocar deliberadamente durante las últimas vueltas de la clasificación, afectando la posición final de Verstappen en el circuito callejero.

"Es un rumor, sólo es especulación de los medios y la gente se encarga de crear rumores. Todos estamos conscientes de lo que está pasando en el equipo y queremos mantenerlo dentro", confesó Pérez en la previa al Gran Premio de Abu Dhabi.

"Tienes toda la información, puedes ir y verla. Casi me estrello en la curva 1 y todo el mundo comete errores en Mónaco y en general en las clasificaciones. No es como si lo hubiera hecho a propósito".

CHECO QUIERE DEJAR ATRÁS LA POLÉMICA

El corredor tricolor aceptó que quiere pasar la página, reconociendo que las fricciones ya se arreglaron entre ambos pilotos al interior del equipo austriaco, y que ahora estará completamente enfocado en conseguir el subcampeonato de pilotos en tierras árabes, durante el último GP del calendario.

"Estoy bien con eso, nosotros discutimos todo internamente, hubo muchas especulaciones y mucho odio en redes sociales y eso no es bueno. Tenemos que seguir adelante como equipo, ya lo discutimos", expresó Checo.

"En los últimos 100 metros de la vuelta supe que no me devolvería la posición. Obviamente fue un mal sentimiento, pero puedo dejar todo esto atrás porque mi prioridad es tener un buen ambiente para trabajar y poder confiar en mi compañero y equipo. Esa es mi prioridad", culminó.

El último GP y nos vamos

  • La temporada 2022 de la Fórmula Uno ha llegado a su fin.

El Gran Premio de Abu Dhabi cierra un año dominando por Red Bull y Max Verstappen, que arriban con los títulos de Pilotos y Constructores.

Sin embargo, los fanáticos podrán disfrutar del batalla por el subliderato entre el mexicano Sergio Pérez y el monegasco Charles Leclerc, ya que ambos están empatados con 290 puntos.

Además, en la madrugada de mañana, el piloto regio Patricio O´Ward participará por primera ocasión en una práctica oficial de la F1 al tomar el volante del MCL35 de McLaren para la P1 en Yas Marina, circuito que tiene una longitud de 5.281 kilómetros

La combinación de las largas rectas con las curvas de baja velocidad requiere de una carga aerodinámica media.

Hay una exigencia en los frenos cuando se usan a fondo de la curva 10 a la 16, ya que  son continúas y forman ángulos de 90 grados.

La clasificación es un factor importante a considerar para la carrera por la dificultad para adelantar. Solo hay dos zonas DRS: la primera está ubicada de la curva 4 a la 6 y la segunda de la 7 a la 9.

El trazado de Abu Dhabi cuenta con asfalto poco abrasivo, así que Pirelli determinó que se usará la gama más blanda con el C3, como duro; C4, como medio, y C5, como suave.

Admite Red Bull errores en Brasil

Cinco días han pasado ya desde el controversial desenlace entre Sergio Pérez y Max Verstappen en el Gran Premio de Brasil, y parece que la polémica está lejos de terminarse. 

Red Bull compartió un comunicado admitiendo que cometió "algunos errores" en su estrategia de carrera, que a la postre terminaron por afectar a Checo en su contienda por el subcampeonato de pilotos en la Fórmula Uno. 

"Como equipo cometimos algunos errores en Brasil. No habíamos previsto la situación que se desarrolló en la última vuelta y no habíamos acordado una estrategia para tal escenario antes de la carrera", comentó la escudería austriaca. 

Las decisiones en torno a los neumáticos del piloto mexicano dejaron mucho que desear y esto provocó que perdiera varios lugares en la parrilla de Interlagos. Pero, la decisión más polémica fue tomada directamente por el equipo, ya que solicitaron a Pérez ceder su lugar a Verstappen en un intento desesperado por alcanzar la P5 de Fernando Alonso. 

Finalmente, "Super Max" no logró adelantar al corredor de Alpine y, cuando le fue requerido que devolviera la posición a Checo, hizo caso omiso. 

"Lamentablemente, Max solo fue informado en la esquina final de la solicitud de ceder el puesto sin que se transmitiera toda la información necesaria. Esto puso a Max, quien siempre ha sido un jugador de equipo abierto y justo, en una situación comprometida con poco tiempo para reaccionar, lo cual no era nuestra intención", dijo Red Bull. 

"Después de la carrera, Max habló abierta y honestamente, lo que permitió que ambos pilotos resolvieran cualquier problema o inquietud pendiente. El equipo acepta el razonamiento de Max, la conversación fue un asunto personal que permanecerá privado entre el equipo y no se harán más comentarios". 

Además, el equipo de las bebidas energéticas reprobó la situación vivida en los últimos días en redes sociales y pidió al público parar los ataques hacia Verstappen, Pérez y las familias de ambos pilotos. 

"El comportamiento abusivo hacia Max, Checo, el equipo y sus respectivas familias es impactante y triste y, lamentablemente, es algo que nosotros, como deporte, tenemos que abordar. No hay lugar para ello en las carreras o en la sociedad en su conjunto. Esto es un deporte, estamos aquí para competir. Las amenazas de muerte, el odio es deplorable. Tiene que parar", establecieron.

Habrá que ver si la tregua compartida por Red Bull terminará vislumbrando un escenario positivo para Checo en el GP de Abu Dhabi, el último de la temporada de F1, pues se ha señalado que Verstappen ayudará al tricolor a conseguir ese ansiado subcampeonato que ahora mismo está empatado en puntos con Charles Leclerc; o si el neerlandés volverá a hacer de las suyas tal y como ocurrió el domingo anterior.

 

  •  



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD