buscar noticiasbuscar noticias

D'Alessio explica por qué está contra la despenalización del aborto

La postura de Ernesto D'Alessio de cuestionar la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de despenalizar el aborto, no pasa por una cuestión religiosa, sino basado en la ciencia y leyes

CIUDAD DE MÉXICO

El exlegislador y estudiante de Derecho, quien planea realizar pronto una maestría, ha sostenido en su cuenta de Twitter, entre otras cosas, que la decisión legal parte de una ideología que se gesta al calor de los intereses y tiene como objetivo diluir verdades, imponiendo la opinión de pocos como verdad para todos.

DAlessio explica por qué está contra la despenalización del aborto

"La gente dice: ay, es cristiano, dejen a Dios lejos de esto. Bueno mi decisión no obedece al derecho que tengo de pertenecer a una religión", recalca a EL UNIVERSAL.

"La ciencia sostiene que desde la concepción, desde la unión de dos gametos, hay un nuevo individuo de la especie humana, pero tienen razón quienes dicen que la ciencia no puede determinar cuándo hay una persona, porque este concepto es filosófico, metafísico. Y en los argumentos que expusieron los ministros dejaron fuera a la ciencia, la biología y embriología.

"Si hay una unión de gametos hay un nuevo individuo, si la mujer aborta no le falta nada, tiene la misma cantidad de células y de órganos porque si, está saliendo de ella (el individuo) pero no es lo misma que ella, trae su propio ADN y eso no lo digo yo, ni el Papa, ni el rabino, sino la ciencia. Lo que defiendo es que todo individuo de la especie humana, es una persona", explica.

El hijo de "La Leona Dormida" recuerda la existencia de dos corrientes del área jurídica: el iupositivismo y el iusnaturalismo, las cuales en temas como este, se contraponen.

Mientras el iuspositivismo sostiene que el derecho escrito es el correcto, el iusnaturalismo indica que el primero no es la única fuente de derechos, recalcando la existencia de otra más frontal y fundamental, relacionada con lo natural.

Esto quiere decir, subraya, que son derechos naturales aquellos que tiene todo ser por el hecho de pertenecer a la especie humana, lo cual abarca también a nuevos individuos.

"El principio a favor del aborto es un argumento del positivismo y no del naturalismo. Y eso me parece sumamente peligroso: se niega al iusnaturalismo porque la doctrina positivista es la que sostiene que la ley, por ser consensuada, es justa, y que no hay otra justicia fuera de la ley escrita y que es imposible que la ley escrita sea injusta", detalla.

El cantante recuerda que Hans Kelsen, padre del positivismo, se negó a juzgar a los nazis porque, a éstos, su ley positiva les había dicho cómo actuar y, evidentemente, él no podía ir contra ello.

D'Alessio ejemplifica que una persona no tiene derecho a la vida, libertad, propiedad privada, trabajo o asociarse porque lo dicte la Constitución, sino por ser un derecho natural.

"Para mi el derecho a la vida es el principio de todos los derechos. Lo que me parece lamentable es que no se considere en lo jurídico al isunaturalismo, que es un debate desde hace siglos", expresa.

Alega que el término ocupado de interrupción legal del embarazo es inexacto, pues por definición una interrupción es el cese temporal de una actividad para su posterior reanudación.

"El aborto es un acto por naturaleza irreversible, la muerte es definitiva. Le diría a los ministros que no sean influidos por las ideologías y decir privación de la vida, no interrupción. Y la privación de la vida es un asesinato", expresa.

"Por supuesto no quiero que haya mujeres en la cárcel, eso que quede clarísimo, pero esta discusión de los grupos ideológicos son alarmistas y fanatizan con poco análisis de datos. Las mujeres sufren más por muchos otros problemas, pero como no forman parte del pañuelo verde, no importa; no importa que mueran miles de mujeres por cáncer de mama, lo que importa es que se legalice el aborto", opina.

"Lo que está proponiéndose es una sociedad basada en el consenso, en el contrato, pero en los contratos los humanos tienen precio, no valor. Se nos tacha de cavernícolas, se nos plantea pensar como modernos, pero no se puede deducir el ser del deber ser", indica.

Recuerda que en el Código Penal existen causales, como una violación, para decidir un aborto. O se puede decidir optar por salvar a la madre si el hijo puede provocar su muerte.

"Me dicen que por qué no planteo una solución. Evidentemente hay una problemática social que sin duda alguna debe empujar a las mujeres a abortar. Quizá tendríamos, todos unidos, estar pidiendo al Estado políticas públicas para desterrar las condiciones socio políticas y socio económicas que genera que la mujer vea al aborto como una opción, pensando que si no lo hace su vida no puede continuar", destaca.

"El aborto es una medida paliativa, va a las consecuencias, no a las causas", subraya.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD