buscar noticiasbuscar noticias

Cesa Tlaxcala a mando por plagios

El Gobierno de Tlaxcala cesó del cargo al titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Orlando Zaragoza Ayala, y advirtió que la decisión no lo exime de la investigación que realiza la Procuraduría local por el delito de secuestro.

La destitución del funcionario, se registra seis días después de que fuera detenido su segundo a bordo, Jorge López Pérez, a quien él contrató como director de la Policía Estatal Acreditable (PEA). La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) lo investiga por el delito de secuestro.

Desde el pasado 21 de enero, López Pérez, fue capturado junto con el delegado de policía en Apizaco, Juan Carlos Yáñez Osornio, y cinco elementos operativos, por el delito de secuestro en la modalidad exprés. Los siete fueron consignados ante el juez de causa.

En un comunicado de prensa, este día la Administración estatal que encabeza el Gobernador priista, Mariano González Zarur, informó que por instrucción del Secretario de Gobierno, Ernesto Ordóñez Carrera, fue cesado Zaragoza Ayala.

Como encargado del despacho de la CES, estará Francisco Galindo Bocardo, quien se desempeña en la CES como director operativo.

"Ordóñez Carrera puntualizó que el cese de Zaragoza Ayala no lo exime del curso que puedan tomar las investigaciones que la Procuraduría General de Justicia del Estado realiza en torno al delito de secuestro, en su modalidad exprés, por el que han sido consignados dos mandos de la Policía Estatal Acreditable y cinco personas más, que eran sus subordinados", cita el comunicado.

Las propuestas de quién será el nuevo comisionado de seguridad en la entidad, ya se analizan en el despacho del Poder Ejecutivo.

Este martes en sesión ordinaria, diputados locales del PRD y el PAN demandaron al Gobernador Mariano González Zarur la destitución del ahora ex comisionado porque de lo contrario reflejaría su protección y complicidad con los mandos investigados por secuestro.

Por ejemplo, el panista Humberto Macías, manifestó en Tribuna que el territorio tlaxcalteca ha sido entregado a criminales, e incluso pidió que la PGR atraiga el caso de los jefes policiales.

"Es una mentira que Tlaxcala sea segura, es un estado repartido entre criminales y autoridades omisas que quieren defender lo indefendible", apuntó.

La diputada perredista, Eréndira Jiménez, conminó a González Zarur a dejar la soberbia porque, en su opinión, él requerirá del respaldo de las fuerzas políticas de oposición para superar la crisis por inseguridad en la entidad.

"Debe dejarse del lado las poses y los discursos de soberbia del gobierno, porque si le apuestan a ellos más pronto que tarde estarán rebasados por la situación, los partidos de oposición podemos y debemos respaldar la lucha a favor de la tranquilidad de las familias tlaxcaltecas", acotó.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD