buscar noticiasbuscar noticias

Anticipan contadores un mayor golpe fiscal

El panorama no pinta mucho mejor para personas físicas: IMCP

El golpe más duro de la reforma fiscal para los contribuyentes está apenas por llegar en la época de declaraciones anuales de impuestos en marzo y abril, advirtió el Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

Con los nuevos topes a las deducciones, tanto empresas como personas físicas verán cómo su carga tributaria se eleva en términos reales, al recibir menos dinero de vuelta del fisco, señaló Leobardo Brizuela, presidente del organismo.

ADVERTENCIA. El golpe más duro de la reforma fiscal para los contribuyentes está apenas por llegar en la época de declaraciones anuales de impuestos en marzo y abril, advirtió el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).Anticipan contadores un mayor golpe fiscal

“Los efectos ya existen y obviamente la provisión ya debieron haberla llevado las empresas (...) nosotros como contadores cada mes tenemos que hacer un cálculo de cómo van los resultados y hacer una previsión de impuestos.

“En esas previsiones ya tenemos reflejado todos los efectos de las limitantes a las deducciones, pero la liquidez nos la vamos a quitar el día 31 de marzo, que es el día que vamos a tener que hacer el pago”, dijo.

Para las personas físicas, que presentan sus declaraciones de impuestos en abril, el panorama no pinta mucho mejor.

“Las personas físicas en abril, pues vamos a tener el impacto de esas limitantes, siempre hemos pensado que es justicia que el que más tiene, más pague, pero también debería de justicia que el que más paga, más deduce.

“Tenemos progresividad en el pago de impuestos, pero en las deducciones tenemos la misma vara”, afirmó.

Brizuela afirmó que con el esquema tributario que quedó tras la reforma fiscal no sólo afectó fuertemente a los contribuyentes, sino también a la competitividad del País frente al resto del mundo.

“2014 fue un año complicado y por eso se habló de modificar y ser más competitivo, porque tal y como están las cosas no estamos siendo competitivos.

“A lo mejor me iba a Chile porque haya esta más barato el pago de impuestos”, abundó.

Desde el año pasado el IMCP ha abogado por una nueva modificación de las tasas y límites a las deducciones personales y empresariales, pues la carga efectiva de impuestos ha golpeado los bolsillos y las operaciones de los contribuyentes.

En un entorno económico tan complicado, buscar alternativas para mejorar la competitividad se vuelve fundamental y el esquema fiscal es un espacio de oportunidad, opinó Brizuela.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD