buscar noticiasbuscar noticias

Caos y muerte en campamento

El accidente provocado por un conductor en la madrugada deja cuatro personas sin vida, al quedar unos debajo del auto

Los indigentes pasan gran parte del día tratando de encontrar un lugar seguro para dormir y descansar.Caos y muerte en campamento

Rose contó que vio a algunos de sus amigos atrapados bajo el coche y llamó al 911. Añadió que ayudó a sacar a una persona, pero que los testigos no pudieron ayudar a los demás.

"Desde ese momento, todo fue un caos", comentó Rose al periódico.

El accidente se produjo alrededor de las 2 de la mañana del domingo cerca de un nuevo refugio para hombres, que cuenta con camas para unas 300 personas, y un programa que ofrece ayuda de emergencia para la vivienda y otros servicios para indigentes.

El campamento consiste en un pequeño triángulo de árboles y césped situado en la zona de Front Street y Division Street Northeast, a poca distancia del río Willamette.

Dos personas que se encontraban en el campamento murieron en el lugar. Otras cuatro fueron trasladadas al centro de salud Salem Health con heridas que ponían en peligro su vida y dos murieron en el hospital. El conductor también fue hospitalizado.

El director ejecutivo de la Agencia de Acción Comunitaria del Valle Central de Willamette, Jimmy Jones, dijo que los indigentes pasan gran parte del día tratando de encontrar un lugar seguro para dormir y descansar, "pero sucesos como éste nos recuerdan que ningún espacio es seguro".

"Nadie merece tener que vivir en condiciones de desamparo y desde luego no merece morir en ellas", dijo Jones. "Tragedias como ésta continuarán hasta que esta nación se comprometa en serio con la idea de que la vivienda es un derecho humano, y que todo el mundo merece un lugar cálido, seguro y seco en el que pueda vivir con dignidad".

REZAN POR LAS VÍCTIMAS

En una noche cualquiera, más de 1,000 personas duermen a la intemperie en la zona de Salem, informó el periódico. La ciudad tiene una población de más de 175,000 habitantes, según el censo de Estados Unidos de 2020.

Mike Wade llegó al campamento después de escuchar que uno de sus amigos cercanos había muerto. Ayudó a otros en el campamento a salvaguardar sus pertenencias y rezó por las víctimas.

"Me debilita escuchar cada día que morimos uno a uno", dijo Wade. "Mis amigos están muertos y no sé qué decir".

Las autoridades no han revelado los nombres de los implicados, las condiciones de los que siguen hospitalizados ni han dicho la causa del accidente.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD