buscar noticiasbuscar noticias

Hija de desaparecida mantiene esperanzas

No pierden la fe de que las tres mujeres sean localizadas por las autoridades que las buscan en ciudades mexicanas

La hija de una de dos hermanas originarias de Texas que, junto con una amiga, desaparecieron en México hace tres semanas durante un viaje a un mercado de pulgas dice que no ha perdido la esperanza de que sean localizadas.

El FBI investigó la desaparición en Nuevo León de tres mujeres residentes de Texas, vistas por última vez en el municipio de China.Hija de desaparecida mantiene esperanzas

  • PEÑITAS, Texas

La hija de una de dos hermanas originarias de Texas que, junto con una amiga, desaparecieron en México hace tres semanas durante un viaje a un mercado de pulgas dice que no ha perdido la esperanza de que sean localizadas.

"Estamos luchando porque regresen", afirmó María Guadalupe Ramírez, de 27 años, a la televisora KRGV-TV en Weslaco.

El FBI señaló el jueves en un comunicado que no podía hacer declaraciones sobre la investigación, pero dijo que la agencia "sigue incansablemente todas las opciones en lo referente a proteger al pueblo estadounidense, y esto no cambia si están en peligro al otro lado de la frontera".

Las tres mujeres —la madre de Ramírez, Marina Pérez Ríos, de 48 años; la tía de Ramírez, Maritza Trinidad Pérez Ríos, de 47; y su amiga Dora Alicia Cervantes Saenz, de 53— se dirigían a un mercado de pulgas a vender ropa en la ciudad mexicana de Montemorelos, en el estado de Nuevo León.

La fiscalía general de Nuevo León dijo que continúa investigando la desaparición de las mujeres.

Las hermanas viven en Peñitas, una pequeña ciudad fronteriza cerca de McAllen, Texas, y son residentes legales en Estados Unidos, mientras que Saenz vive en México, según KRGV.

Ramírez, quien conversó con KRGV el martes, dijo que ha estado en contacto con las autoridades mexicanas. Aseguró a la televisora que su madre y su tía, que crecieron en Nuevo León, habían viajado varias veces al mercado.

"Les divertía ir allá, conocer gente", declaró Ramírez a KRGV.

Ramírez dijo al periódico The Monitor, en McAllen, que habló con su madre por última vez el 25 de febrero, el día después de que las dos mujeres cruzaran la frontera hacia México.

Otro caso de estadounidenses desaparecidos en México recibió una gran atención a principios de mes, cuando su secuestro del 3 de marzo fue captado en video luego de un enfrentamiento a tiros entre carteles en Matamoros.

El caso se resolvió en cuestión de días, cuando las cuatro personas fueron encontradas en una cabaña de madera. Dos estaban vivas y dos muertas.

La enorme búsqueda de los cuatro estadounidenses secuestrados involucró a soldados mexicanos y efectivos de la Guardia Nacional. Sin embargo, a la mayoría de los 112,000 mexicanos desaparecidos a nivel nacional, los únicos que los buscan son sus familiares desesperados.

Busca, ahora, FBI a plagiada en Colima  

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ofrece ahora una recompensa de hasta 20 mil dólares por información que conduzca a la ubicación de la ciudadana estadounidense María del Carmen López, secuestrada en México el mes pasado en el estado de Colima.

La mujer, de 63 años, fue sacada de su casa en Pueblo Nuevo, el 9 de febrero, de acuerdo con la agencia.

Se trata de la tercera recompensa que ofrece la agencia estadounidense en este mes por sus ciudadanos desaparecidos en México.

En la primera semana de este mes, el FBI emitió una alerta para localizar a cuatro estadounidenses que desaparecieron luego de que fueron baleados y secuestrados en Matamoros. A la postre dos de ellos fueron asesinados.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD