buscar noticiasbuscar noticias

Se evitó desastre ecológico

Avanzan los trabajos de remediación ambiental

Para la reparación de la fuga de un oleoducto de Pemex fue necesario desviar las aguas del río Purificación en la parte alta y cerrar compuertas aguas abajo.Se evitó desastre ecológico

Las afectaciones fueron mínimas, en menos de 200 metros se logró recoger el producto vertido sobre las cauces del río Purificación, al mismo tiempo, fueron desviadas las aguas para permitir que los trabajadores realicen las maniobras para cancelar la fuga del combustible; asimismo, aguas abajo fueron cerradas las compuertas evitando la contaminación del agua que alimenta comunidades en los municipios de Güémez y Padilla y de la presa Vicente Guerrero la cual abastece a esta capital.

“No sabemos si se lleven un día, dos días o tres – para su reparación –, eso ya lo está haciendo directamente PEMEX desde el día de ayer, se le dio información a CONAGUA para que hiciera lo necesario para la disposición del agua aguas abajo del río, por ahí hay unas compuertas, y también a CEAT para como autoridad reguladora en materia de hidrocarburos tome las disposiciones pertinentes”.

Granados Ramírez fue enfático al afirmar que las afectaciones por esta fuga fueron mínimas gracias a que se logró actuar con bastante prontitud, “mientras estaba en el agua algún escurrimiento podría haber – algún riesgo –, pero una vez que ya se logró desviar el cauce se logró que esta fuga está sobre tierra y se está recogiendo; fue muy poquito ahí en la periferia inmediata… Era una fuga muy pequeña, la cosa es que después de varias horas – o días – que pudiera haber sí se podría acumular algo, pero fue muy poco”.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD