buscar noticiasbuscar noticias

Sobre Cuauhtémoc Blanco denuncias de lavado y rumores de su salida

Exhiben una serie de fichas de depósito y transferencias bancarias en los que aparecen movimientos que superan los 500 mdp durante los años en los que fue presidente municipal

CUERNAVACA, Mor.-  En medio del incremento de los rumores respecto a su pronta salida del gobierno de Morelos, el mandatario Cuauhtémoc Blanco Bravo fue objeto de una nueva denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción de Morelos, por triangulaciones financieras millonarias entre cuentas de familiares, funcionarios y amigos, lo que podría implicar, además de desvíos de recursos públicos, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. En 2020 se supo de una denuncia similar en la UIF y la FGR.

La actual denuncia, presentada por el abogado Enrique Paredes Sotelo, exhibe una serie de fichas de depósito y transferencias bancarias en los que aparecen movimientos que superan los 500 millones de pesos durante los años en los que fue presidente municipal y en lo que va de su periodo de gobierno estatal. A estos movimientos aparecen ligados además del propio exfutbolista, su medio hermano Ulises Molina Bravo, su esposa la exmodelo brasileña Natalia Rezende Moreira, su primo y actual secretario particular Edgar Riou Pérez, así como Jaime Tamayo Godínez, quien ha sido se testaferro en distintos negocios a lo largo de su trayectoria como futbolista.

Sobre Cuauhtémoc Blanco denuncias de lavado y rumores de su salida

La denuncia señala un esquema de movimientos irregulares basado en triangulación de transferencias y depósitos bancarios entre distintos personajes cercanos al mandatario. Lo sospechoso del esquema es que los montos financieros que se mueven no corresponden con los perfiles económicos de dichos personajes. Por ejemplo, su medio hermano, Ulises Bravo Molina, ha participado en las transferencias millonarias, aunque no ocupa un cargo en el gobierno estatal por estar impedido y no está claro cuál es el origen de sus ingresos, pues, aunque actualmente es líder del Partido Encuentro Solidario en Morelos, lo es desde finales de 2020 y los movimientos sospechosos en sus cuentas son de años anteriores.

Las distintas triangulaciones bancarias utilizan empresas que siguen el modelo de las “fantasma” o fachada, que sólo existen en el papel, pero que permiten hacer depósitos y retiros que parecen legales, pero que tienen por objeto ocultar la procedencia de los recursos. La denuncia identifica varias de estas empresas, tales como Comercializadora Saime, SA de CV, ligada a Ulises Bravo Molina; y, Calipso Comunicaciones y Sistemas, SA de CV, en la que aparece como representante legal Jaime Tamayo Godínez, quien ha sido apoderado legal de la marca comercialCuauteminha”, identificada con la jugada hecha famosa por el gobernador de Morelos en su paso por el club América.

Calipso Comunicaciones y Sistemas, según la denuncia, es dueña de las cuentas bancarias 60557555418, de Banco Santander, y 248009920, de Banorte. Según los elementos presentados en la querella, se establece que el 30 de enero de 2017, Jaime Tamayo Godínez recibió en el banco Santander diversos cheques provenientes de otra cuenta en el Banco Mercantil del Norte, con el número 642545624, a nombre del secretario particular y primo del gobernador, Edgar Riou Pérez. El funcionario público cercano a Cuauhtémoc Blanco deposita cheques de su cuenta particular a una cuenta a nombre del apoderado legal del gobernador de Morelos.

Pero no para ahí. Riou Pérez, desde esa misma cuenta 642545624, el 12 de febrero de 2016, emitió un cheque para depósito en la cuenta 6304969416, a nombre de Natalia Rezende Moreira, esposa del mandatario. Asimismo, se registraron movimientos de la cuenta de Riou Pérez a favor del medio hermano del gobernador. Desde la cuenta 642545624, por ejemplo, el 29 de septiembre de 2016, se hizo una transferencia a la cuenta 100350367 del banco Scotiabank a nombre de Ulises Bravo Molina. Así, no se sabe la procedencia de esos recursos y cómo puede manejarlos Riou Pérez, quien se desempeñó como funcionario municipal entre 2016-2018 y hoy es secretario particular del gobernador.

Por su lado, Tamayo Godínez realizó entre agosto de 2016 y octubre de 2018, fechas que coinciden con el pase de Cuauhtémoc Blanco por el ayuntamiento de Cuernavaca y de su llegada al Ejecutivo de Morelos, depósitos y transferencias de la cuenta 60557555418, del banco Santander, a los demás involucrados por un monto total sumado de $505,436,233.31 pesos. Estos recursos fueron movidos a distintas cuentas, algunas de las cuales están a nombre de los demás denunciados. De hecho, entre los depósitos se encuentra uno por $4,500,000.00 pesos a otra cuenta a su nombre, la 80002480099202, de Banorte.

La sospecha de que la Comercializadora Saime SA de CV, es una empresa fantasma proviene del hecho de que fue creada en 2016 y su domicilio fiscal está ubicado en una casa habitación, sin embargo, los montos que maneja son millonarios. Esta empresa ha hecho diversos depósitos desde la cuenta 012180001056548313 del BBVA, a la cuenta 044180001003503670 de Scotiabank, a nombre de Bravo Molina, a quien también se le acusa de realizar operaciones en efectivo en la cuenta 5565056655568187, del banco Santander, sucursal Coyoacán, en la Ciudad de México.

La denuncia de hechos fue presentada el pasado 13 de septiembre ante el Fiscal Especial en Combate a la Corrupción, y quedó asentada con el número FECC/478/2021-09, por el abogado Enrique Paredes Sotelo. Paradójicamente, el denunciante fue quien en 2015 firmó la carta de residencia que le permitió a Cuauhtémoc Blanco Bravo competir por la alcaldía de Cuernavaca en los comicios de ese año. El exfutbolista requería ese documento para comprobar que cumplía con los años de residencia en la entidad y así poder competir.

El propio Cuauhtémoc Blanco Bravo dijo el pasado 16 de septiembre que Paredes Sotelo se ha sumado “al grupito que maneja Graco Ramírez” y que según el mandatario “quiere desestabilizar mi gobierno, quieren dañar mi imagen”. Aseguró también que la denuncia retoma elementos de otra investigación denominada “Caso Primavera”, llevada a cabo por la Unidad de Inteligencia Financiera y hecha pública en marzo de 2020: “me la quieren revivir”. Por ello, anunció que valora interponer una denuncia contra Paredes por “daño moral”.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD