buscar noticiasbuscar noticias

'Siempre se hacen los ríos con agua'

Las lluvias del lunes en Ecatepec causaron la muerte de dos personas. Una de ellas era Karla Cortés, quien falleció a 700 metros de su hogar

Estado de México

Después de la jornada laboral, Karla Cortés solía quedarse dormida en el camión Almárcigo-La Presa que la regresaba a su casa, en Ecatepec.

Siempre se hacen los ríos con agua

En una fábrica de Santa Clara Coatitla, ella trabajaba en la cocina, repartía agua y tortillas a los obreros.

Su familia intuye que el sueño provocó que el lunes no bajara del transporte en su destino, en la Calle Aculco, en la Colonia Almárcigo Norte, sino que lo hiciera unos metros más adelante. Al intentar regresar, Karla fue arrastrada por el torrente que provocaron las lluvias.

El cuerpo de la mujer de 40 años fue encontrado frente a una camioneta a 700 metros de su hogar. Cerca de las 18:00 horas, vecinos la envolvieron con una cobija amarilla y un plástico, luego de que autoridades constataron que había perdido la vida. Tuvieron que pasar cuatro horas hasta que personal del Servicio Médico Forense retiró el cuerpo. La necropsia determinó que falleció por asfixia por sumersión. "Siempre nos ha contado que le agarra el sueño, se pasó hasta la base de los camiones y ella quiso regresar a casa a pie y, como ya había llovido bastante, era bastante el agua que bajaba del cerro.

"Al querer regresar, como estaba tan fuerte el agua, pues se la llevó", contó, con tristeza, Miguel López, su esposo. La pareja tiene tres hijos, en quienes estaban enfocados. "Las metas, entre ella y yo, sacar a nuestros hijos adelante, proporcionarles el estudio que se les pueda dar, compartíamos la meta de hacer eso", narró Miguel, quien se dedica a la albañilería.

La lluvia volvía a caer ayer en la Colonia Almárcigo Norte. Pasadas las 16:00 horas, se hicieron pequeñas cascadas en el pavimento. "Siempre que llueve, siempre es así, vea aquí cómo está, siempre se hacen los ríos de agua", advirtió. Y salvan a bebé Niza alzó los brazos lo más que pudo para cargar a su bebé de cuatro meses y así evitar que fuera arrastrado por la corriente de agua con metro y medio de altura que se formó afuera del Ministerio Público de San Cristóbal, en Ecatepec. Junto con su abuela Juana, la familia había sido empujada adentro de su puesto metálico. Por media hora, estuvieron atrapados, mientras gritaban por ayuda.

Testigos y trabajadores del Sistema de Aguas de Ecatepec decidieron apoyar. Con un lazo amarrado a la cintura, un hombre fue hasta el puesto para tomar al bebé, lo abrazó y caminó en medio del flujo de agua. Finalmente lo entregó a una de las personas que guiaban la cuerda. El héroe no ha sido todavía identificado. Luego de que el pequeño fuera puesto a salvo, su abuelo, José Barrón, se apoyó en una cuerda para rescatar a Niza y a Juana. "El que lo rescató es una persona desconocida, que apoyó primero y luego yo vine a sacar a mi familia", narró José.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD