buscar noticiasbuscar noticias

Saltan a las canchas Villoro y Taibo II

"El placer de la lectura y el de disfrutar de un partido de futbol no se contraponen, sino lo contrario", concuerdan los escritores Juan Villoro y Paco Ignacio Taibo II

El placer de la lectura y el placer de disfrutar de un partido de futbol no se contraponen, sino lo contrario: son análogos y nadie debería imponer uno sobre el otro, concuerdan los escritores Juan Villoro y Paco Ignacio Taibo II.

Este miércoles, en el programa Desde el Fondo, del Fondo de Cultura Económica (FCE), ambos autores charlaron sobre la intersección entre literatura y balompié, y sobre algunos acontecimientos recientes, como el fichaje de Lionel Messi en el Paris Saint-Germain y los resultados de las selecciones de México en las Olimpiadas y la Copa Oro.

Saltan a las canchas Villoro y Taibo II

En momentos en los que la discusión sobre la lectura por placer ha tomado la tribuna pública, a partir de una declaración del Director General de Materiales Educativos de la Secretaría de Educación Pública, Marx Arriaga, los dos escritores reivindicaron a la lectura como un acto de diversión y añadieron al futbol a la discusión, aunque sin referirse específicamente a la polémica.

"No creo que se pueda operar por exclusión en el reparto de los placeres. Yo creo que es maravilloso ejercer el placer que uno quiera, lo que uno tenga ganas de hacer, divertirse con el futbol, divertirse con una serie de televisión o la lectura; no por imposición de una cosa sobre otra, sino por libre elección", expuso Villoro.

Taibo II, quien es titular del FCE y conductor del programa, también explicó que su idea del fomento a la lectura aboga por evitar las imposiciones autoritarias y guiarse por el placer, como el del futbol.

"No puedes decirle a nadie: 'Lectura, sí; futbol, no', 'lectura, sí; ballet, no', 'lectura, sí; box, no'. No puedes contraponer una forma de diversión a la otra", declaró.

Para Villoro, quien es ampliamente conocido por sus crónicas y literatura sobre futbol, en libros como Dios es redondo y Yo soy Fontanarrosa, un escritor no puede prescindir de sus gustos, por lo que este deporte es uno de sus temas predilectos al escribir.

"El futbol ha sido para mí una manera de entretenerme, de apasionarme. No he querido dejarlo fuera de lo que yo escribo, pero también entendiendo que no estoy solo en esto, son millones de locos los que padecen 'futbolitis aguda'", abundó.

"Entonces, si queremos entender nuestra época, tenemos que entender no sólo las circunstancias sociales, políticas, religiosas, económicas, simbólicas, sino entender cómo se divierte la gente, cómo se apasiona, a qué le apuesta, y el futbol es la forma de entretenimiento más y mejor repartida en el planeta Tierra, lo cual lo ha llevado también a ser objeto de todo tipo de abusos, manipulaciones, y, entonces, lo mejor y lo peor cristalizan en los estadios".

A petición de los usuarios que siguieron la transmisión a través del canal de YouTube del FCE, quienes le pidieron a Villoro recomendaciones de literatura futbolera, el autor recomendó el cuento "El penal más largo del mundo", de Osvaldo Soriano, y la novela Soñé que la nieve ardía, de Antonio Skármeta.

Provocado por Taibo II, quien corrió un video de los aficionados parisinos recibiendo multitudinariamente a Messi tras su salida del Barcelona, Villoro aseguró que no se puede saber si es realmente el mejor del mundo o no, al ser completamente diferente a otros cracks como Diego Armando Maradona y Pelé.

"Me cae re bien, porque tiene cara del primo pobre de tu cuñada la de Guanajuato; tiene cara de cualquier cosa menos de triunfador; me produce un cariñito especial", intervino el director del FCE sobre el astro argentino.

"El primer trofeo que ganó cuando era niño era una bicicleta que daban a los que ganaban el torneo, y yo creo que no ha dejado de jugar como un niño que quiere una bicicleta, tiene esa ingenuidad feliz, y eso es lo mejor que puede tener el futbol, que es la recuperación voluntaria de la infancia", apuntó Villoro.

Asimismo, los dos escritores se dijeron satisfechos con el bronce obtenido por la selección olímpica y por el segundo lugar en la Copa Oro, por lo que vaticinaron un buen futuro para los jugadores representativos de México si, a diferencia de como sucede igualmente, pueden mantener su nivel con los años.

En un acto también necesario para cualquier conversación futbolera, Villoro refrendó su afición por el Necaxa y Taibo II por los Pumas.

"Yo creo que lo que nos pasa a todos es que, una vez que elegimos un equipo, es muy difícil sustituirlo. Para mí es el último grado de la intransigencia legítima", cerró Villoro.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD