buscar noticiasbuscar noticias

Palazuelos se retracta de sus amenazas contra quienes lo "difaman"

Roberto Palazuelos se retractó de las declaraciones en las que asegura que, cuando sea gobernador de Quintana Roo, ajustará cuentas con quienes lo difaman, en referencia a la periodista Lydia Cacho

Foto: Twitter @robpalazuelos.Palazuelos se retracta de sus amenazas contra quienes lo difaman

“Te voy a decir una cosa, a mi ninguna guerra sucia me va a parar, y todas esas gentes que están difamándome, que están haciendo cosas, yo estoy apuntando, eh, ahí traigo, no crean que no estoy apuntando, estoy apuntando y estoy tomando nota, ya llegará el momento, cuando yo sea titular del Ejecutivo, que ajustemos cuentas.”

Este viernes, el también actor y empresario publicó dos mensajes en la red social Twitter donde se dice “sorprendido” de que se desvirtuara la declaración que dio en el programa de televisión, y aseguró que “nunca atentaría contra la libertad de expresión de nadie”. Sin embargo, afirmó que tiene el derecho de llevar ante la justicia a quien lo calumnie.

En otro mensaje afirmó que intentan desprestigiarlo ante la desesperación de que su proyecto político está creciendo, al grado de que atentan contra sus derechos humanos, “mismos que no necesitan de un cargo para hacerlos valer”.

Roberto Palazuelos amenazó con demandar a la periodista Lydia Cacho, luego de que ella publicara un mensaje en Twitter donde vincula al llamado “Diamante Negro” con la red de lavado de dinero, despojos y desapariciones en Tulum que exhibió en un reportaje publicado en Aristegui Noticias en septiembre pasado.

En una conferencia de prensa, Palazuelos aseguró que Lydia Cacho no lo mencionó en dicha investigación, y dijo que ordenó a sus abogados a que demandaran a la periodista por difamación y calumnia.

“Ojalá lo haga, porque así toda la gente a la que ha engañado saldrá conmigo a denunciarlo colectivamente y perderá posibilidades de gobernar. Mira al ‘gobernador precioso’. Nunca más pudo tener puestos políticos”, respondió Lydia Cacho, refiriéndose al exgobernador de Puebla, Mario Marín, preso por ordenar torturar a la periodista por sus investigaciones sobre una red de pedofilia.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD