buscar noticiasbuscar noticias

Orilla desempleo abrir changarros

La apertura de estanquillos y pequeñas tiendas de abarrotes en todas colonias de la ciudad se ha convertido en una obligada opción ante el desempleo, y aunque no hay ganancias que puedan representarle un crecimiento económico considerable a quienes tienen esa clase de comercios, al menos logran el sostenimiento de sus familias, reveló Lauro Peña, distribuidor abarrotero de la localidad.

Dijo que en las casi 500 colonias de Matamoros hay aproximadamente 9 mil pequeñas tiendas de abarrotes y estanquillos, algunos con pocos productos o con los más básicos, pero en todos los casos tienen ventas y eso constituye parte del ejercicio económico de Matamoros, ya que generan derrama económica y vienen a solucionar parte del problema de desempleo actual.

“No es un negocio que deja ganancias extraordinarias o que se puedan tener cuentas de ahorro, pero al menos se puede uno mantener y es una forma de lograr el sostenimiento familiar y ya no son una carga para nadie”, consideró.

Orilla desempleoabrir changarros

"No es un negocio que deja ganancias extraordinarias o que se puedan tener cuentas de ahorro, pero al menos se puede uno mantener”. *Lauro Peña, distribuidor abarrotero de la UCEN.

 “En los estanquillos la gente gana uno o dos pesos por cada producto que vende, pero casi todos los días sacan sus 200 ó 300 pesos y ya eso les ayuda para el sostenimiento, mientras el padre de familia encuentra trabajo”, textualizó.

“No es un negocio que deja ganancias extraordinarias o que se puedan tener cuentas de ahorro, pero al menos se puede uno mantener y es una forma de lograr el sostenimiento familiar y ya no son una carga para nadie”, consideró.

Explicó que en muchos casos, hay personas que tienen su trabajo fijo en una maquiladora y de todas formas tienen su pequeña tienda en su vivienda, de tal manera que si el sueldo de la empresa para la cual labora no es suficiente, entonces se pueden combinar los recursos del sueldo con las ganancias del estanquillo, de tal forma que esa familia logra una manutención satisfactoria y sus hijos no abandonan los estudios por carencias económicas y necesidad laboral.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD