buscar noticiasbuscar noticias

Miles de casas en riesgo por incendios en oeste de EEUU

Un incendio que lleva un mes arrasando los bosques en el norte de California, se desplazó hacia un pequeño pueblo maderero, mientras las llamas en los estados occidentales de Estados Unidos llevaban al límite los recursos y amenazaban miles de casas sin destrucción

WESTWOOD, California, EE.UU.  — Las cuadrillas cortan la maleza y utilizan retroexcavadoras para crear líneas de contención y evitar que el incendio Dixie llegue a Westwood, al este del lago Almanor, no lejos de donde el incendio destruyó gran parte del pueblo de Greenville la semana pasada.

El 5 de agosto, cuando se acercaba el incendio, se ordenó el desalojo del pueblo entero de unas 1.700 personas.

Miles de casas en riesgo por incendios en oeste de EEUU

En el noroeste, el incendio Monument — uno de al menos tres grandes fuegos provocados por relámpagos el mes pasado — seguía creciendo para destruir una docena de hogares y 2.500 viviendas más estaban en riesgo en la escasamente poblada región. Funcionarios del Servicio Forestal de Estados Unidos dijeron el viernes que brasas en el aire provocaron fuegos localizados hasta 1,6 kilómetros (2 millas) más allá del fuego principal en el bosque nacional Shasta-Trinity.

Estaban entre los más de 100 incendios grandes activos en una docena de estados occidentales afectados por la sequía y el calor que ha convertido a bosques, áreas verdes, prados y pastizales en cenizas.

El Servicio Forestal de Estados Unidos dijo el viernes que opera en modo crisis, desplegando todos los bomberos con el máximo de su sistema de apoyo.

Los aproximadamente 21.000 bomberos federales que trabajan en el sitio son más del doble de los bomberos enviados a contener incendios forestales en esta época del año, y la agencia se enfrenta a "limitaciones de recursos críticos", dijo Anthoyn Scardina, un guardabosques adjunto para la región del Pacífico suroeste de la agencia.

Más de 6.000 bomberos combatían solamente el incendio Dixie, que ha destruido más de un millar de casas, negocios y otras estructuras, y era el incendio activo más grande en Estados Unidos. Sus llamas han calcinado más de 2.000 kilómetros cuadrados (800 millas cuadradas), un área superior a la extensión de Londres.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD