buscar noticiasbuscar noticias

'México guarda un lugar especial en mi carrera': Banderas

El actor y director español recibirá en febrero el Goya de Honor en reconocimiento a sus 35 años de trayectoria artística

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de enero.- El actor y director español Antonio Banderas, quien en febrero próximo recibirá el Goya de Honor en reconocimiento a sus 35 años de trayectoria artística, aseguró que México guarda un lugar especial en su historia cinematográfica.

En entrevista telefónica desde Málaga, España, donde promociona el thriller futurista Autómata en el que interpreta a un agente de seguros de una compañía de robótica, platicó que el Goya de Honor le permite iniciar un año de balance entre su vida personal y profesional.

México guarda un lugar especial en mi carrera: Banderas

Gran parte de mi carrera la he realizado en México, en este país he rodado siete películas y he pasado casi tres años de mi vida ahí, por lo tanto, gran parte de la historia de mi carrera está ligada a ese maravilloso país al que me gustaría volver dentro de poco”, declaró el actor.

En entrevista telefónica desde Málaga, España, donde promociona el thriller futurista Autómata en el que interpreta a un agente de seguros de una compañía de robótica, platicó que el Goya de Honor le permite iniciar un año de balance entre su vida personal y profesional.

“Siento como si estuviera subido a una almena, desde donde puedo divisar y mirar atrás en el tiempo mi propia trayectoria. Son 35 años como profesional y lo que veo desde ahí es a mucha gente, muchas caras, muchas almas que se han acercado, que he conocido, que se han cruzado en mi camino”.

Son seres que lo han apoyado, afirmó, “que me han dado palmadas en la espalda, pero también me han criticado cuando tenían que hacerlo y, en definitiva, son quienes me han hecho lo que soy hoy”.

En más de tres décadas de quehacer cinematográfico, teatral y televisivo, Antonio Banderas ha visitado “prácticamente el mundo entero porque mi profesión me ha dado mucho, incluso más allá de lo que se ve en las pantallas, bastante en lo personal”.

Por lo tanto, el protagonista de filmes como Desperado (1995), Frida (2002) y Once upon a time in Mexico (2003), entre otras, asegura que en estos momentos de su vida se siente en balance y el premio Goya de Honor es un estímulo en su carrera.

“Me da fuerza para continuar y seguir caminando hacia delante, aportar más cosas a la cinematografía, a la personal, la española e incluso, a la norteamericana. Me siento agradecido, con una gran responsabilidad hacia el futuro y al mismo tiempo, estimulado”.

En ocasiones, admitió, “los actores decimos que los premios y los homenajes no son importantes; sin embargo, lo son cuando te los dan, pues justo en ese momento se convierten en algo importante”.

De modo que, añadió con humor, “haré un ejercido de falsa modestia y diré que ese premio lo acojo con muchísima alegría y agradecimiento y sí, sí me gustan los homenajes. Para qué lo voy a ocultar si a estas alturas de mi vida, como todos los seres humanos, tengo cierta vanidad y esto viene a darle energía a esa vanidad”.

Antonio Banderas celebró también que el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu esté nominado como Mejor Director al premio Oscar por su película Birdman, entre otras ocho categorías.

Sobre todo al considerar que el filme “contiene un guión extraordinario. Birdman es original, distinto, poderosísimo, y además trae de vuelta a Michael Keaton que parecía ya perdido para el cine y, precisamente, es un mexicano quien le da la oportunidad de volver poniéndolo a una altura maravillosa tras 12 ó 15 años desaparecido de las pantallas.

Definitivamente la cinematografía mexicana está brillando a gran altura”, destacó Banderas, quien no descarta la posibilidad de trabajar en algún momento bajo las órdenes de los directores Guillermo González Iñárritu, Alfonso Cuarón o Guillermo del Toro.

“Por supuesto que me gustaría trabajar con alguno de ellos, sin duda”, asegura. Por ahora, su tiempo se concentra en Autómata de Gabe Ibáñez, una película coproducida y estelarizada por él y que define como de un género insólito para la cinematografía española, pues es de ciencia ficción.

“Ha resultado increíblemente cara porque se tuvo que crear una vida que no existe, pero hemos conseguido hacer una película digna y merecedora de ser observada. Estamos muy ilusionados, sobre todo porque fue buena la respuesta que tuvo en países asiáticos.

En algunos fuimos número uno en taquilla y logramos entrar a un mercado como China, que es muy difícil debido a que solamente admite a 34 películas extranjeras al año. Hoy abrimos en España y nos sentimos ilusionados”, admitió.

Autómata que se desarrolla en el año 2044 luego de que las erupciones solares han hecho radioactiva a la superficie de la Tierra, aniquilando a la población humana, explicó, es una película compleja y aunque se cataloga en el cine de ciencia ficción, su carácter también lo es de cine de autor europeo.

Su historia es reflexiva y la hicimos de una forma muy artesanal y con resultados poderosos y muy espectaculares. Estamos muy contentos con las cosas que están sucediendo con ella, ojalá España responda a las expectativas, lo mismo que México”, concluyó.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD