buscar noticiasbuscar noticias

Luna de miel que pagó el Cruz Azul

Carlos Bianchi, también conocido como el “Virrey”, es considerado uno de los técnicos más ganadores en la historia del futbol argentino, al engrandecer la historia y las vitrinas de Vélez Sarsfield y Boca Juniors

GUADALAJARA, Jalisco

Pero como jugador, Bianchi estuvo a nada de convertirse en delantero del Cruz Azul, con el que se dio el lujo de jugar un amistoso y anotar gol.

Luna de miel que pagó el Cruz Azul

Engaño a periodistas

Carlos Bianchi asumió el timón de Boca Juniors en 1998, y en la Fecha 3 en un partido ante Argentinos Juniors, el portero Óscar Córdoba cometió una pifia terrible por lo que la prensa argentina afirmó que iría a la banca. En la práctica posterior al partido, Córdoba quiso dialogar en la cancha con su entrenador, pero siguió de largo. Luego, Bianchi le explicó: “Yo quiero que sepas que vas a jugar contra Gimnasia. Pero si la gente nos ve en la mitad de la cancha hablando, va a pensar que nos estamos peleando”, le dijo.

Al baño con Carlitos

Bianchi sabía cómo motivar a sus jugadores y tenía ocurrencias para hacerlos sentir en confianza.

El “Virrey”, ya como DT de Boca Juniors, decidió debutar a Carlos Tévez a sus 17 años en un partido ante Talleres de Córdoba en 2001. Bianchi no había dado la lista de titulares en la charla previa, por lo que Tévez se fue al baño, al verlo, el técnico lo siguió y se puso a su lado en el mingitorio mientras el “Apache” veía de reojo al entrenador que le dijo: “Hoy vas a jugar”.

La sorpresa dejó paralizado por unos instantes a Tévez.

Gol con la Máquina

En 1971, Cruz Azul comenzaba a escribir el inicio de una década exitosa y detectó que en Argentina el joven Carlos Bianchi era el delantero que necesitaba. 

La directiva celeste hizo una oferta millonaria al Vélez Sarsfield la cual fue aceptada, pero fue justo cuando la AFA decretó que ningún juvenil podía jugar fuera de Argentina. Sin embargo, la dirigencia celeste le quiso pagar a Bianchi su luna de miel con su esposa María Pilla en Acapulco.

Incluso, el “Virrey” jugó en amistosos con La Máquina en la CDMX, donde metió un gol.

Bienvenido a Primera

En Argentina, Carlos Bianchi jugó siempre para el Vélez Sarsfield, y su debut a sus 18 años en 1967 fue ante Boca Juniors en La Bombonera

El delantero entró a la cancha rebasado por los nervios típicos de un joven y no se concentraba en el juego. Todo cambió en un tiro de esquina en el cual Bianchi intentó rematar de cabeza y el portero de Boca, Antonio Roma, lo impactó con rodillas y puños.

El futuro técnico de Boca tembló por unos instantes, pero al relajarse se dio cuenta que era su bautizo de fuego.

El peleonero

De niño, Bianchi no fue un estudiante modelo porque era “muy revoltoso”. Tras 24 amonestaciones, un día la paciencia del cura encargado de la escuela a la que asistía llegó al límite cuando Carlos respondió a una agresión de un compañero que le aventó un gis, por lo cual fue expulsado.

Años después, en su último partido en Argentina en 1984 se reencontró con el cura en el vestidor, y en su debut como técnico de La Roma lo volvió a ver en un templo. “Te vengo a saludar”, le dijo como una forma de felicitarlo por su trayectoria.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD