Deportes

Luchan para ayudar

Exmonarcas del boxeo aprenden de los tiempos difíciles y ahora pelean por gente en problemas

  • Por: Agencia Reforma
  • 16 / Septiembre / 2020 -
  • COMPARTIR
Luchan para ayudar

Dos campeones mexicanos que durante sus carreras pelearon ante todo tipo de rivales y hasta tuvieron que combatir fuera del ring para noquear al alcohol y otras drogas. Actualmente siguen luchando, pero para ayudar.

Julio César Chávez, el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos, y Jorge Arce, único tricolor que presume cinco títulos en distintas divisiones, decidieron unir otra vez fuerzas para esquivar ahora los golpes que ha traído el Covid-19.

JC y "Travieso" tendrán una tercera pelea de exhibición, el 25 de septiembre en Tijuana, función que será a puerta cerrada debido a la pandemia, pero que podrá ser vista en varias plataformas en pago por evento. El dinero que se recaude tendrá un fin benéfico.

"Contento de volver a subirme al ring otra vez, se siente una adrenalina así, diferente, pero contento porque Jorge sabemos que siempre da muy buen espectáculo el ´dientón´, y aparte es para una causa buena y con gusto me subo con él", dijo Julio.

Ambos púgiles platicaron con Grupo REFORMA de todo un poco. Desde sus noches más memorables o tristes en el boxeo hasta lo difícil que es lidiar con la fama, misma que puede noquear al más grande.

 "Agradecido con el gran campeón mexicano para hacer algo por la gente y fíjate que cada uno eligió algo: él el tema de las adicciones, rescatarlos para llevarlos a la clínica, y yo el tema de los cuartos emergentes en Hermosillo, gente que vive en la calle y hacer ahora cuartos emergentes para que ahí se puedan refugiar, gente que vive en la calle", apuntó Arce.

-¿Cómo describes las dos peleas que has tenido con el "Travieso" Arce?

"Siempre he dicho que el ´Travieso´, de broma, que es muy malo, ¿me entiendes?, pero de malo no tiene nada, es un peleador muy aguerrido y muy travieso, como tiene su nombre, y me gusta subirme con él al ring, pues es un espectáculo y sé que vamos a dar un buen espectáculo y la gente se emociona, sale contenta.

"Y el ´Travieso´ agarró eso de llevarle a la gente de Hermosillo, y yo, por ejemplo, vamos a traer a (Ricardo) Mayorga, que anda muy mal de Nicaragua, traerlo a Culiacán en estos días, y eso es costoso, no es fácil, por el traslado; aparte, en esta pandemia la gente se queda encerrada en sus casas tomando (alcohol), como el ´Travieso´ en esta pandemia, y la familia lo que hace es mandarlos a la clínica, y muchos, con mucho respeto, no tienen para pagar y se me hace un crimen decirles que no, pero no puedo meter (a la clínica) a todos los que me pide ayuda".

-¿Te imaginaste pelear contra JC Chávez?

"La verdad nunca imaginé (estar con Julio en el ring). Cuando estaba niño lo imaginaba como inalcanzable, como un ídolo; recuerdo cuando peleó contra Greg Haugen y dijo: ´los espero mañana en Culiacán, en la tarde en mi casa´, y fui a visitarlo a su casa, porque mi papá estaba hospitalizado en Culiacán por las quemaduras y no se recuperaba, tardó mucho en sanar, y lo fui a visitar y le dije: ´papá voy ir a visitar a Julio´, y me dijo mi papá: ´¿quién te invitó?´, y le dije: ´él (JC) me invitó".

"Tenía 12 ó 13 años y fui a tocar y pregunté y no había llegado en su casa, me abrió la puerta la mamá; le dije: ´soy boxeador, quiero ser campeón mundial y vengo a saludar a Julio, y es mi ídolo´, y muy atentamente me dejó pasar a su casa, me dieron un vaso de agua y refresco. Llegó Julio en una limusina y me dio un póster y una playera y fueron momento muy bonitos, y ahora ¿quién se imaginaría que voy a tener el privilegio de pelear ¡y darle una chinga al viejito!".

-¿Qué hubieran sido si no se metían al boxeo?

JC Chávez: "Yo en lo particular hubiera sido beisbolista o futbolista, porque toda mi vida jugué futbol y beisbol y estuve seleccionado y fui bueno, el ´Travieso´ seguro habría sido lavaplatos o recogedor de basura ¡porque no sabe tirar una pinche pelota!, yo creo".

Travieso: "Yo tiro con las dos y al futbol también con las dos, y en el boxeo pegó duro con las dos. De niño quería ser imitador, era muy burlesco; quería ser comediante e imitador, por eso siempre me estoy riendo, pero la vida me orientó al boxeo y heredé ese gusto, todos nacemos con ese plan y Dios me puso en el camino que fuera boxeador".

- La pandemia le ha pegado económica y mentalmente a mucha gente. ¿Qué le puedes decir a la gente para que no caiga en malos pasos? 

JC Chávez: "Les digo que no se desesperen, pues esto va a pasar, y esto nos ha afectado a todos. Dicen: ´no hay mal que duren 100 años ni nadie que los aguante´. Pienso que esto pasará pronto, se han tardado en encontrar la vacuna, pero pienso para diciembre esto se va a componer y comenzaremos un año 2021, primeramente Dios, bien, y les digo que no se desesperen y no se vayan por malos pasos.

"La verdad es difícil cuando uno cae en una adicción y, gracias a Dios, el ´Travieso´ no tuvo ese problema que yo tuve... bueno, es pedote ¿me entiendes?, pero se supo controlar y no cayó en ese maldito infierno, y la verdad es un maldito infierno, y sobre todo alrededor de uno, uno lastima a la familia, a sus seres queridos, a los hijos. (Hace unos días) vino (a verme) el doctor que me inyectó, cosas de la vida, porque su hijo tiene una enfermedad, pues soy el ídolo de su hijo, y es el mismo doctor que me inyectó con engaños para llevarme hace 11 años a una clínica de rehabilitación.

"En ese momento yo lo quería matar, enterrar. Era mi amigo y me llevaron engañado, dormido, en ambulancia a una clínica, desperté y quería matarlo, y a mi familia, y ahora se los agradezco, mi vida ha cambiado gracias a Dios".

Travieso: "Hoy no conozco una persona que ande en drogas y acabe bien, o todos acaban muertos, presos o en la calle sin nada, y no es buena vida y no es sano meterse drogas. No conozco una persona que ande en drogas o narco y que acabe dignamente, todos acaban mal".

JC Chávez: "El ´Travieso´ dice la verdad, en los 12 pasos dice: hay tres cosas que te lleva el alcohol y la droga, a cárceles, hospitales y a la muerte".

- ¿Las drogas fueron la batalla más fuerte en tu carrera, Julio?

JC Chávez: "La verdad, es muy complicado, difícil. ¡Híjole!, la verdad es un infierno. Al principio es una satisfacción conocer una droga y enamorarse de ella, porque se enamora uno de ella, y si te la quitan robas, matas, lo han visto. La verdad es que me costó mucho trabajar, le hice mucho daño a mi familia, a los amigos, pero no me arrepiento porque Dios me tenía preparado algo, ¿me entiendes?, algo, porque yo, si no me hubiera recuperado, no estaría platicado con ustedes, me hubiera muerto, definitivamente".

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA