buscar noticiasbuscar noticias

´Exhiben´ el olvido

La lenta construcción del recinto del Arte del Ferrocarril ha provocado que se convierta en refugio de personas sin hogar y en un basurero

El sábado por la tarde un hombre va caminado por la explanada del Museo del Arte del Ferrocarril. Carga en sus hombros un bulto y sin ninguna preocupación ingresa a la obra en construcción para cortar camino y llegar al Mercado Fidel Velázquez.

´Exhiben´ el olvido

Nadie lo detiene ni llama la atención de otros peatones que ingresan a la obra en construcción.

No hay policías ni guardias privados, ni veladores; ni siquiera una cinta amarilla que prohíba el paso.

Tampoco hay obreros trabajando. Todavía no nace, pero el Museo del Arte del Ferrocarril ya está abandonado.

En el primer piso hay charcos de agua de las recientes lluvias. Hay basura que se ha acumulado.

En una de las esquinas dejaron latas de cerveza, un bote de plástico del mezcal Tonayán y restos de comida. Es obvio que alguien tuvo su reunión al amparo de la nula vigilancia.

Es tan fácil acceder al sótano. No hay nadie ni nada que lo impida.

Descendiendo por las escaleras de nuevo hay latas de cerveza. 

En la base del cubo en donde irá un elevador hay agua estancada, ya de color verde, llena de larvas de mosquitos y basura.

Pero definitivamente alguien vive en el sótano porque hay mochilas con ropa, bolsas de plástico con ropa, recipientes de plástico con comida y una botella nueva de refresco. Dejó sus pertenencias resguardadas detrás de las escaleras. 

También hay charcos de agua y se apreciaron pisadas humanas. Alguien utilizó el charco para lavarse los pies.

Tampoco hay límites para llegar al segundo piso, en donde la obra se detuvo, los albañiles se fueron dejando hasta unos clavos tirados en el suelo.

El techo no está impermeabilizado. Columnas de varilla que quedaron expuestas porque la obra se detuvo.

Eso sí, se aprecia una bonita panorámica de la ciudad desde el techo del museo

Aunque los negocios aledaños resultaron afectados durante meses por la obra, poco a poco la gente se está acostumbrando a ver un edificio gris sin concluir.

imagen-cuerpo

Un hombre carga un bulto en sus hombros y cruza por la obra sin que nadie le diga algo.

imagen-cuerpo

La nula vigilancia permite que cualquiera pueda invadir el área donde se construye el museo.

imagen-cuerpo

Hay basura que nadie retira en lo que será el recinto del museo.

imagen-cuerpo

En el cubo de lo que será el elevador se acumula agua y basura.

imagen-cuerpo

Hay charcos y obra inconclusa en el sótano.

imagen-cuerpo

En las escaleras que conducen al sótano hay latas de cerveza.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD