buscar noticiasbuscar noticias

Desalojan a migrantes

Familias escapan corriendo del campamento por temor a ser deportados; apoyan elementos de la Guardia Nacional

De noche y sin aviso previo, autoridades municipales, asociaciones civiles con apoyo de elementos de la Guardia Nacional realizaron ayer el desalojo de miles de familias migrantes de la Plaza de La República, que se encontraban acampados en espera de cruzar hacia Estados Unidos. 

Toneladas de basura se han retirado de la Plaza de la República tras más de un año de servir como campamento a miles de migrantes. Aún no existe un presupuesto para la remodelación.Desalojan a migrantes

El evento marcó un precedente para la migración en esta ciudad fronteriza, que ha registrado incrementos en el arribo de extranjeros, con el objetivo de cumplir el "sueño americano".  La Plaza de la República tenía más de un año de servir como campamento para estas familias, incluyendo menores de edad, bebés y mujeres embarazadas, pero ayer, dio el primer paso para volver a la normalidad: ser de nuevo una área verde. 

Trabajadores de servicios públicos primarios limpiaban a gran velocidad, retirando plásticos, cartones, cobijas, paquetes de ropa, alimentos, productos de higiene, y otros que dejaron los migrantes. 

También quitaban los lazos de estructuras metálicas con las que sostenían casas de campaña, mientras que con escobas y maquinas a presión, limpiaban los pasillos. 

Para medio día, eran pocos los residuos de los migrantes, y de manera paulatina se da mantenimiento a los jardines.  

SE VAN CAMINANDO

De acuerdo a la versión oficial, las familias fueron desplazadas hacía el albergue "Senda de Vida", y aunque ayer todavía se trabajaba en un conteo oficial, se estima que fue un promedio de 2 mil 400 personas. 

El director, Héctor Silva de Luna,  aseguró que no fue necesario utilizar la fuerza pública, ya que previo a la salida de estos migrantes, se había logrado un acuerdo para que llegarán ahí, priorizando a los padres con hijos pequeños. "La realidad es que los camiones fueron insuficientes para poder trasladarlos a todos, tuvimos que venirnos caminando, la movilización se hizo después de las nueve de la noche, aquí los recibimos, esto es algo en lo que participaron asociaciones civiles, nacionales e internacionales, también autoridades y elementos de seguridad, pero se hizo en orden, sin violencia".

La caminata nocturna a la que muchos recurrieron abarcó casi dos kilómetros, entre los límites del Rio Bravo. 

"No podemos asegurar a todos que van a cruzar o a calificar para el asilo, esto es algo que analiza Estados Unidos, pero se trata de darles un trato digno, en la plaza estaban sufriendo mucho", agregó.

COMIENZA LA REUBICACIÓN

 EL MAÑANA recorrió ayer el refugio al que llegaron los migrantes, y constató las maniobras para acomodarlos.

 Algunos se quedaron protegidos en techos de lámina y otros en casas de campaña cubiertas con toldos. 

 "Cuando llegaron a movernos era de noche y solo pudimos agarrar una mochila, ahorita aquí si nos sentimos más seguros, esperemos que las autoridades de Estados Unidos pronto nos de una respuesta para poder hacer una vida productiva, queremos trabajar, en mi caso estoy en Reynosa desde hace cinco meses, ha sido complicado pero no me voy rendir", expresó uno de los migrantes.

- En este lugar, los migrantes recibirán alimento, ropa, servicios médicos y refugio de manera gratuita.

- En la plaza tampoco tenían una cuota para estos servicios, ya que diversas asociaciones civiles se encargaban de llevar caridad.  

imagen-cuerpo

Fue de noche y sin aviso, cuando las familias migrantes salieron de la plaza, algunas se fueron caminando a un nuevo albergue.

imagen-cuerpo

Más de un año permaneció ocupada la plaza, ayer volvió a ser una área verde, cercana al Puente Internacional Reynosa-Hidalgo.

imagen-cuerpo

Al ser sorpresivo, muchas familias huyeron, dejaron sus pertenencias en el sitio, ropa, zapatos y productos de limpieza.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD