Escena

Llevan a la ópera música de banda

¿'O sole mio con banda sinaloense? Un atrevimiento de cuatro cantantes de ópera que, varados por la pandemia en su natal Sinaloa, decidieron divertirse haciendo música

  • Por: Agencia Reforma
  • 31 / Julio / 2020 - 07:52 a.m.
  • COMPARTIR
Llevan a la ópera música de banda

CIUDAD DE MÉXICO

Son Carlos Osuna y José Manuel Chú, tenores, y José Adán Pérez y Armando Piña, barítonos, quienes, irreverentes y desfachatados, integran Los Sinaloenses de Cuidado.

Con los teatros cerrados en Europa, Estados Unidos y México, donde han desarrollado sus carreras, se lanzaron a grabar la canción napolitana con el sonido que está en sus raíces desde Mazatlán, la meca de la música regional, a donde acuden a grabar muchas bandas. Al escuchar el arreglo con sus voces, quedaron sorprendidos y satisfechos, y decidieron grabar también un video en las playas del puerto, donde, como amigos, suelen juntarse a comer ceviche y beber cerveza. Pérez confiesa en entrevista que se lanzaron a esta "aventura musical" no sin reservas; tenían sus dudas respecto al impacto que tendría en sus carreras. "Hay muchas personas dentro de la música clásica que nada más están esperando cualquier tropiezo para hablar mal de cualquier artista", dice.

A pesar del recelo de los puristas, al parecer acertaron: el video de 'O sole mio alcanzó un millón de vistas en redes sociales, además de una lluvia de mensajes de felicitación. Inclusive del propio circuito de la ópera, por ejemplo, del entorno de Plácido Domingo. "A su familia le fascinó", asegura Pérez. "Obviamente es atrevido, desfachatado, irreverente, por algunos momentos, pero a fin de cuentas es el sentir de nosotros como sinaloenses", añade. "Han sido menos las personas que han tenido una reacción negativa", señala, por su parte, Piña. "Y sí, al lado más purista de la ópera le brincaba un poco". En el fuego de las redes sociales les llegaron a reprochar a Los Sinaloenses de Cuidado que "destruyeran una obra de arte". "Lamentablemente, muchas de las producciones en este género se fueron hacia otra tendencia para realizar una apología del crimen, pero el origen de la banda sinaloense es el sentir del pueblo, es llevar la música después de la faena, de la cosecha", defiende Pérez. CANTANTES VARADOS Juntarse para cantar entre amigos lo venían haciendo desde hace dos o tres años en Culiacán, cuenta Osuna. Vino por una semana desde Viena, pero la pandemia le impidió volver. La Ópera de Viena, una casa que suele ofrecer unos 50 títulos al año y alrededor de 300 funciones, y de la cual es solista fijo, permaneció cerrada hasta junio, para después llegar las vacaciones de julio y agosto. La temporada, como cada año, está prevista para iniciar el 1 de septiembre. "Con las medidas que tomaron, ampliaron hasta 5 mil personas las que pueden estar en un lugar cerrado", explica Osuna. "Esto es una cosa nueva, no sabemos cómo va a reaccionar el público, o si la gente está temerosa. Va a ser un proceso lento".

Piña, como director del Taller de Ópera de Sinaloa, debió cancelar la preparación de los cantantes y un Elixir de amor. Además. el barítono estaba programado en julio para participar en Falstaff con la Ópera de Bellas Artes, que ahora se espera que se monte hasta 2021. Chú, por su parte, perdió conciertos en todo el País. No se ha movido de Culiacán, por lo que sus planes de volver a los escenarios, incluso de Europa, deberán esperar hasta el año entrante. En Nueva York, donde radica Pérez, los más de 400 teatros permanecerán cerrados el resto de 2020. "Fue tremendo. Todo cancelado", lamenta. "Cuando cerró Broadway, dijimos: ahora sí se está acabando el mundo". El desempleo en el gremio, añade, es fuerte. Mientras tanto, Los Sinaloenses de Cuidado no agotan los planes, ya piensan en el mariachi y el bolero.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA