buscar noticiasbuscar noticias

Historias de escapes milagrosos

Sobrevivientes cuentan odisea pasada por las inundaciones

Historias de heroísmo y altruismo — y de demoras letales y oportunidades perdidas — están emergiendo luego que los restos del huracán Ida vapulearon el noreste de Estados Unidos con aguaceros récord que inundaron caminos y viviendas, matando a decenas de personas.

Días antes, Ida causó severos daños en partes de Luisiana y Mississippi tras tocar tierra como uno de los huracanes más fuertes en azotar Estados Unidos.

Foto: AP.Historias de escapes milagrosos

Seguidamente, algunas de las historias de las víctimas — y de aquellos que apenas escaparon:

QUAKERTOWN, Pensilvania

Cuando su vehículo se llenaba de agua por la inundación en los suburbios del norte de Filadelfia el miércoles por la noche, Donald Bauer ayudó a su esposa Katherine a salir por el hueco en el parabrisas trasero.

“Mi padre empezó a empujar a mi madre hacia afuera y diciéndole que saliese”, dijo el hijo de la pareja, Darby Bauer. “Todo lo que ella recuerda de ser empujada del coche es él tocándola una última vez, gritándole que se fuese”.

Katherine Bauer se aferró a un árbol y vio las aguas crecidas arrastrar su SUV Mazda hasta que desapareció. Fue rescatada una hora después.

Michael Rubinkam, AP

ELIZABETH, Nueva Jersey

Cuatro personas murieron en esta pequeña ciudad industrial cuando las aguas del desbordado río Elizabeth irrumpieron en un edificio de apartamentos, atrapando a personas. Pero hubo también rescates salvavidas.

La madre de Greg Turner, de 87 años, lo llamó desde el edificio a las 8 pm el miércoles para decirle que el agua estaba entrando a gran velocidad al apartamento. Él acudió a toda prisa desde su casa en otra parte de la ciudad, pero las aguas le bloquearon el paso.

Turner le hizo señales a bomberos en la calle, que le dijeron: “Estamos abrumados, pero trataremos de llegar”.

Mientras, el agua siguió subiendo.

Para cuando los socorristas llegaron a la madre de Turner antes de la medianoche, el agua le llegaba al cuello. Para rescatarla, tuvieron que cortar un hueco en el piso del apartamento de arriba y sacarla por el techo.

David Porter, AP

NUEVA YORK

Varada contra la puerta del apartamento sotanero de su novio en Queens, Darlene Hsu pasaba trabajos para mantener la cabeza por encima del agua y gritar por ayuda.

Amigos, vecinos y el personal del edificio llamaron a los servicios de emergencia durante 40 minutos, pero no pudieron conectarse, dijo el exesposo, Dennis Hsu. Dijo que el novio de Darlene — el superintendente del edificio — llamó a un amigo policía para que ayudase y los servicios de emergencia arribaron unos 40 minutos después de eso. Para entonces, era demasiado tarde.

Susan Haigh, AP


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD