buscar noticiasbuscar noticias

¡Fiesta y caos!

Con la satisfacción de haber ganado la medalla de bronce, la Selección Nacional Olímpica llegó a la Ciudad de México, donde familiares y amigos la recibieron con la playera del equipo, mariachi, pancartas y globos

Ciudad de México

Tras casi una hora de espera, el primer jugador en salir fue Luis Romo, quien abrazó a sus seres queridos y después se colgó su medalla de bronce ganada en Tokio 2020, la cual presumió ante las cámaras.

¡Fiesta y caos!

Guillermo Ochoa fue el siguiente futbolista en desfliar; su esposa e hijos inmediatamente corrieron hacia él. El guardameta del América fue de los más solicitados para las fotos, entrevistas y autógrafos, esto lo obligó a salir de prisa.

Jaime Lozano, técnico del seleccionado mexicano, fue aplaudido y ovacionado por las personas que se dieron cita; sin embargo, no emitió alguna reacción sobre su sentir.

Johan Vásquez, jugador de los Pumas, reveló que ha recibido ofertas para emigrar al futbol de Italia, Países Bajos, España y Alemania, pero —por el momento— está enfocado en regresar con los universitarios.

Henry Martín salió por otra puerta, pero explicó que se sienten felices por poder darle una medalla más a México y destacó que la clave del equipo para subir al podio fue la unión que existió entre todos los seleccionados durante todo el proceso.

Los familiares contaron que los futbolistas no sabían de la sorpresa que organizaron para recibirlos, lo que hizo mucho más dulce el momento.

imagen-cuerpo


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD