buscar noticiasbuscar noticias

Está ‘desnutrido’ el presupuesto para combatir a la obesidad

A casi un año de la aplicación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas y alimentos calóricos, las medidas para combatir la obesidad en México padecerán una desnutrición de recursos; de recaudar poco más de 12 mil millones de pesos en 2014, el programa Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes sólo contará con cerca de 323 mdp para este año.

Aunque el IEPS a este tipo de alimentos y bebidas calóricas forma parte de la reforma hacendaria, aprobada en mayo pasado, también es un eje importante de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso la Obesidad y la Diabetes, lanzada por el presidente Enrique Peña Nieto, la cual destaca no sólo la implementación de programas sociales sino el suministro de agua potable para todas las escuelas públicas del país, por medio de bebederos.

La organización Políticas al Vapor detalló que este suministro en las escuelas de educación básica a nivel nacional se vuelve imposible con el presupuesto y tiempo designados porque el 42.27% de ellas no tiene ni drenaje disponible y con los 1,350 millones de pesos asignados a la construcción de bebederos no alcanza para su implementación, toda vez que la Cámara de Diputados calculó necesarios 3,546 millones de pesos para un primer año de trabajo. A ese paso la instalación y funcionamiento de bebederos que pretende realizar el gobierno federal llevaría de 10 a 15 años.

Está ‘desnutrido’ el presupuesto para combatir a la obesidad

Tan solo en el Distrito Federal se requeriría una inversión inicial de 424 millones de pesos para echar a andar el proyecto de bebederos en las 8, 482 escuelas de nivel básico que tiene la capital del país, de acuerdo con la organización.

El hecho de que casi el 90% de lo recaudado por el impuesto especial a bebidas azucaradas en 2014 esté ahora sin etiquetar en el presupuesto 2015 obedece a que “no se está poniendo la atención necesaria en que el sistema educativo sea uno de los principales focos para combatir la obesidad infantil” de acuerdo con el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana y politólogo Jorge Javier Romero.

“Es fundamental que las escuelas tengan instalaciones deportivas. Se están repartiendo migajas y se están haciendo parches que no van a tener un efecto significativo” advirtió el autor del libro Obesidad ¿qué hacer? Políticas al vapor, problema de peso.

A pesar de la cuota que aplicó el IEPS a las bebidas azucaradas –1 peso por litro– esta medida fue tan flexible con las industrias refresqueras que no generó un impacto real en su consumo, de acuerdo con Romero.

“Este tipo de impuestos son muy fáciles de poner porque se ven bien, son políticamente correctos. Pero Coca Cola, por ejemplo, logró revertir el impacto que hubiera tenido su mercado con la campaña de los nombres en las latas” explicó el también integrante de Políticas al Vapor.

La Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios fue creada en 1980 y apenas modificada en enero de 2014, después de que México se convirtiera en el mayor consumidor de refresco en el mundo, con una cantidad de 163 litros por persona al año, de acuerdo con un estudio realizado por el Universidad de Yale. 



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD