buscar noticiasbuscar noticias

Entretenimiento en casa

Disfruta de películas y series en la comodidad de tu hogar y en familia

Netflix vuelve a oler a Oscar. O a ´Oscares´, porque le pueden caer por el reparto, por la dirección, por la fotografía... En Esquire ya escribimos hace poco sobre por qué el wéstern es el género de la dignidad y de los cuidados, y por eso tiene una traslación tan potente a la época actual. En El poder del perro, basada en una de esas grandes novelas del Oeste, la directora Jane Campion (El piano) compone una melodía terrosa, áspera, siniestra por momentos, luminosa por sorpresa, volcánica en el sentido más subterráneo, latente, explosivo y destructivo. Se trata de un drama familiar en un rancho de Montana: Phil, interpretado por un enormísimo Benedict Cumberbatch, no tolera que su hermano (matizadísimo Jesse Plemons) se haya casado con una viuda (complejísima Kirsten Dunst) e intenta destruirla a ella cargando contra su hijo (hipnotiquísimo Kodi Smit-McPhee) porque es afeminado. En las primeras capas de esta montaña de polvo humano hay un análisis poético y profundo sobre la masculinidad.  

2. Claroscuro

Culpable.Entretenimiento en casa

Las buenas críticas en los festivales de Sundance o Nueva York avalan la primera película dirigida por la actriz Rebecca Hall (Vicky Cristina Barcelona). Con exquisita (y metafórica) fotografía en blanco y negro, capta las luces y sombras de una mujer negra (Tessa Thompson, la prota de Westworld) que se reencuentra en el Nueva York de los años 20 con una amiga (Ruth Negga)... que también era negra, pero ahora se hace pasar por blanca. 

    Un cambio con el que ha conseguido llega a un alto estatus social, a costa incluso de ocultarle su verdadera identidad a su marido (Alexander Skarsgård), que es abiertamente racista. 

    El inteligente guion no busca la moralina fácil sino que transita de forma sinuosa, compleja y sutil por los conflictos más íntimos y más sociales de sus protagonistas.

imagen-cuerpo

3. Distancia de rescate (2021)

María Valverde ha hecho doblete en Netflix con Fuimos canciones y con esta producción peruana, muchísimo más interesante, dirigida por Claudia Llosa (La teta asustada). Se trata de una historia que podría entrar en el género del terror pero sin tocar ninguno de los resortes facilones de ese tipo de películas. Desde el drama íntimo, monta una versión muy personal de la novela de Samanta Schweblin sobre dos madres que se conocen en un pueblo perdido de Argentina y cuya relación está marcada por la perturbadora relación con sus hijos. Habrá espectadores que sientan incomprensión total ante la trama, pero si entras en su tempo y en su densidad emocional, te atrapa completamente.

imagen-cuerpo

4. Culpable

En realidad, la película buena de verdad es la original, una danesa de 2018 que hizo cierto ruido en el circuito indie. Obviando ese detallito, esta versión Netflix, que se rodó solo en 11 días, es bien chula. Con guion de Nic Pizzolatto (True detective) y dirección de Antoine Fuqua (The Equalizer), es un claustrofóbico y trepidante thriller sobre un operador del servicio de emergencias que intenta salvar a una mujer de un extraño secuestro desde la distancia. Evidentemente nada es lo que parece y la acción esconde mil trampas para espectador, pero lo interesante es que estás tan atrapado por la estupenda interpretación de Jake Gyllenhaal que te las tragas todas sin darte cuenta.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD