buscar noticiasbuscar noticias

Entretenimiento en casa

Disfruta de películas y series en la comodidad de tu hogar y en familia

UN DÍA PARA SOBREVIVIREntretenimiento en casa

En la segunda, el objetivo es develar de quien es el rostro detrás de una venganza ligada con la muerte de uno de los personajes.

Nuevamente, el eje de la historia es Sofía (Ana Valeria Becerril) que se erige (y obsesiona) como detective-investigadora en busca de la verdad, atando cabos y sorteando peligros.

La trama es bastante efectiva, aunque muy truculenta porque sacrifica la congruencia y consistencia de los personajes o la credibilidad para favorecer el impacto fácil.

Hay que reconocerle su agilidad que hace que verla resulte muy fácil, pero también eso la hace perfectamente olvidable e irrelevante, desperdiciando la posibilidad de ofrecer un panorama amplio y muy interesante de la juventud en la era de las redes sociales.

imagen-cuerpo

JERSEY BOYS: PERSIGUIENDO LA MÚSICA

Si bien el ganador del Óscar Clint Eastwood logra captar de manera impecable y sobresaliente la atmósfera de la época en la que el grupo de los Four Seasons empezaba y triunfaba, su manera de dirigir el material es más seria que la fuente de inspiración. Si hay algo que tiene el musical de Broadway en el que esta basada la cinta es que todo el tiempo es una celebración de la música y de la historia de Frankie Valli y sus compañeros. Una especie de gran fiesta. En el caso de la película, Eastwood maneja un tono distinto, y presenta el material como si fuera un convencional biopic musical, convirtiéndolo quizás más accesible para la gente que no le gusta que los personajes se pongan a cantar de la nada. De entrada no es mala, al contrario, es un sólido trabajo para el realizador, pero sólo en los últimos minutos del filme es cuando se siente la energía de lo que el show en vivo brinda al público.

imagen-cuerpo

UN DÍA PARA SOBREVIVIR

Un avión se accidenta en las montañas nevadas de Alaska y los supervivientes buscan encontrar una vía de salvación, mientras son acechados por una jauría de lobos hambrientos. Lo demás ya se lo puede imaginar, porque es bastante predecible. Todo se reduce a ver cómo y en qué momento sucede, quién sigue en la cadena de infortunios y quién queda al final. El detalle que compensa la historia es que, de alguna manera, se ciñe a cierta lógica realista y evita soluciones demasiado descabelladas. Intenta hacer un retrato psicológico de un grupo de hombres un tanto marginados en situación de supervivencia, pero apenas logra variar un poco el cliché. Hay que reconocer que lo que la rescata son los efectos especiales, las locaciones y la fotografía, que son lo mejor del filme, además del hecho de que es bastante entretenida.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD