buscar noticiasbuscar noticias

Enfrenta grave crisis el sector agua ANEAS

El sector agua ha sido uno de los más afectados con los recortes presupuestarios

Enfrenta grave crisis el sector agua ANEAS

Palma Carro agregó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que los países en desarrollo deben invertir en el sector hídrico alrededor del 0.3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB). Actualmente, en México se invierte el 0.02 por ciento del PIB, en perjuicio de quienes menos tienen.

Si México quisiera cumplir el mandato de la ONU, debería invertir más de 78 mil millones de pesos, y no los alrededor de dos mil millones de pesos programados en el Presupuesto 2020.

El agua es un tema de seguridad nacional, ya que su deficiencia se traduce en pobreza, desigualdad de oportunidades y en una grave degradación ambiental, consideró Palma Carro.

La última semana de octubre, la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados, presidida por el legislador michoacano Feliciano Flores, organizó una reunión con los representantes de los usuarios del agua más representativos del país, para revisar el proyecto de presupuesto 2020 para el sector.

El subsector agua potable fue encabezado por el presidente de la ANEAS, Arturo Palma Carro, y representantes de la mayoría de las 32 entidades federativas del país. La ANEAS agrupa a más de 500 organismos operadores que proporcionan agua a cerca de 100 millones de mexicanos.

Arturo Palma resaltó que la Conagua ha sufrido reducciones presupuestales de 2016 a la fecha del 51 por ciento, pero las mayores afectaciones han sido en los presupuestos de infraestructura de agua potable, drenaje y saneamiento, con recortes superiores al 82 por ciento.

“Para 2020 quieren recortar un 31 por ciento adicional, por lo cual, de concretarse, significaría que ese año se tendría un presupuesto de menos del 12 por ciento del que se tenía en 2016. En sólo cuatro años se habría reducido en 88 por ciento esos recursos”, informó.

Adicionalmente, las tarifas de energía eléctrica subieron en el último año en alrededor de 40 por ciento, aunque hay sistemas de agua que tuvieron incrementos de hasta 120 por ciento, lo cual es grave porque uno de sus principales costos es el pago del consumo de energía eléctrica, que llega a ser hasta el 60 por ciento del egreso anual.

Por eso cada vez se ve a más organismos batallar para operar y a los cuales les cortan la luz por no pagar los consumos de energía. En esos casos, los sistemas de saneamiento son los primeros que dejan de funcionar. Gran cantidad de municipios apagan sus plantas de tratamiento de aguas por no tener dinero para pagar la luz.

En este sector hidráulico, los recortes presupuestarios le pegan al que nunca ha tenido agua, a quien acarrea el líquido desde fuentes cada vez más lejanas, a quien manda a sus niños a traer agua para las necesidades del hogar, concluyó el presidente de la ANEAS.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD