Empresarial

Enfilado al abismo el coche europeo

De cada 10 directivos 7 creen que en 2030 sólo el 5% de la producción mundial saldrá del Viejo Continente

  • Por: Dani Cordero
  • 03 / Febrero / 2019 -
  • COMPARTIR
Enfilado al abismo el coche europeo

PANORAMA. Planta de fabricación de Volkswagen en Alemania.

Hace solo tres lustros Europa era el gran productor de vehículos del mundo. De las fábricas distribuidas por el Viejo Continente salía en torno a una cuarta parte de la producción mundial. Ese porcentaje ha ido reduciéndose con los años y con la irrupción de nuevos actores, básicamente China y sus vecinos asiáticos, que también han aportado mayor demanda de coches. En 2017, según ACEA, la patronal europea de fabricantes, las plantas europeas acometían un 15% de la producción y habían sido ya superadas por China, que controlaba un 30% del total. El futuro, a tenor de lo que opinan los ejecutivos mundiales del sector de la automoción, es más aciago. Existe consenso: las plantas de Europa occidental fabricarán en 2030 apenas el 5% de la producción global. Ese porcentaje se traduciría en 6,1 millones de unidades, según las estimaciones.

Es uno de los datos más interesantes que arroja el XX informe global sobre automoción elaborado por KPMG basándose en las encuestas a cerca de un millar de ejecutivos del sector. Y según sus conclusiones, en 2018 el 74% de los directivos consultados daban por hecho ese escenario, frente al 63% que ya defendían esa tesis un año antes. El pesimismo, o el realismo, respecto al futuro europeo está tomando cuerpo en las cúpulas de los principales fabricantes de automóviles y del sector auxiliar. Los ejecutivos europeos son los que ofrecen menor consenso respecto a esa visión (65%).

Hace solo tres lustros Europa era el gran productor de vehículos del mundo. De las fábricas distribuidas por el Viejo Continente salía en torno a una cuarta parte de la producción mundial. Ese porcentaje ha ido reduciéndose con los años y con la irrupción de nuevos actores, básicamente China y sus vecinos asiáticos, que también han aportado mayor demanda de coches. En 2017, según ACEA, la patronal europea de fabricantes, las plantas europeas acometían un 15% de la producción y habían sido ya superadas por China, que controlaba un 30% del total. El futuro, a tenor de lo que opinan los ejecutivos mundiales del sector de la automoción, es más aciago. Existe consenso: las plantas de Europa occidental fabricarán en 2030 apenas el 5% de la producción global. Ese porcentaje se traduciría en 6,1 millones de unidades, según las estimaciones.

Es uno de los datos más interesantes que arroja el XX informe global sobre automoción elaborado por KPMG basándose en las encuestas a cerca de un millar de ejecutivos del sector. Y según sus conclusiones, en 2018 el 74% de los directivos consultados daban por hecho ese escenario, frente al 63% que ya defendían esa tesis un año antes. El pesimismo, o el realismo, respecto al futuro europeo está tomando cuerpo en las cúpulas de los principales fabricantes de automóviles y del sector auxiliar. Los ejecutivos europeos son los que ofrecen menor consenso respecto a esa visión (65%).


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA