buscar noticiasbuscar noticias

‘El Rudo’ de los PARALÍMPICOS

Suma trece podios la Delegación Mexicana en Tokio: 5 oros, 1 plata y 7 bronces, mejorando su actuación en Río 2016

Arnulfo Castorena nunca olvidó regresar al podio y el podio no se olvidó del mexicano.

El paratleta jalisciense conquistó la medalla de oro de los 50 metros pecho SB2 en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

‘El Rudo’ de los PARALÍMPICOS

Estoy feliz, feliz, feliz. No tengo palabras, estoy muy contento y a seguir disfrutando esto. En México tenemos por tradición seguir la lucha libre y yo tengo mucha familia que sigue ese deporte, y uno de ellos soy yo y soy rudo”. ARNULFO CASTORENA PARATLETA MEXICANO

El paratleta jalisciense conquistó la medalla de oro de los 50 metros pecho SB2 en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

“Estoy feliz, feliz, feliz. No tengo palabras, estoy muy contento y a seguir disfrutando esto. En México tenemos por tradición seguir la lucha libre y yo tengo mucha familia que sigue ese deporte, y uno de ellos soy yo y soy rudo”, bromeó Castorena tras su competencia.

Fueron ocho años sin subir al podio, pero ha sido toda una vida superando adversidades para Castorena, quien se afianza como una leyenda del deporte adaptado en la historia de México.

“Pasaron ocho años para que cayera esta medalla. Me toca disfrutarla con mi familia, mis hijos, ellos son el motor que me impulsan para seguir adelante”, dijo Arnulfo, de 43 años.

“Pasan (por mi mente) muchas cosas, desde que nací le batallé, la pérdida de no tener a mi madre, el rechazo de mi papá, todo el esfuerzo que hice para salir adelante y el esfuerzo que hice para demostrarle a mi familia que todo se podía a pesar de tantas adversidades que me pasaban en la vida, gracias a Dios las superé.

“Siempre viví entre fuego y no me quemé, veía cómo mi familia se drogaba y decía ‘si ellos lo hacen por qué yo no, quiero saber qué se siente, quiero olvidar todo’, pero gracias a Dios no se me dio eso y siempre luché para salir adelante”.

En la final de los 50 metros pecho SB2, Castorena cronometró 59.25 segundos para colgarse su sexta medalla paralímpica. Ganó oro en Sidney 2000; oro, plata y bronce en Atenas 2004 y plata en Londres 2012. En Beijing 2008 y Río 2016 miró de lejos el podio.

“Todos (los Paralímpicos en los que participó) son bonitos, pasaron ocho años para pisar el podio, es muy difícil que una persona con una discapacidad tenga un buen trabajo, no lo tengo y esto es como un trabajo para mí y es como puedo sacar adelante a mi familia, pero vamos a seguir echándole ganas para lo que viene y si se pudo en esta ocasión, se puede ahora en París (2024)”, comentó.

Arnulfo se une a Lenia Ruvalcaba (bronce en para judo), Eduardo Ávila (bronce en para judo), y Mónica Rodríguez (oro en para atletismo) como los jaliscienses con presea en Tokio.

“Estuve buscando en muchos deportes, antes de iniciar en la natación me gustaban mucho los clavados, pero sabíamos que no había un deporte paralímpico y un entrenador me dijo que dominaba bien la alberca y que me fuera a practicar, a partir de ahí comencé”, recordó.

“Fue muy difícil meterme a una alberca, tener que pagar, tener que alimentarme, a veces me iba a los entrenamientos sin comer, llegaba a casa y a veces no veía qué comer, fueron muchas cosas, pero gracias a Dios hemos salido adelante y he demostrado que en esta vida todo se puede”.

El tritón de silla de ruedas, Arnulfo Castorena sumó con el Oro de Tokio 2020, su sexta presea en Juegos Paralímpicos.

Oro en Sídney 2000

Oro en Atenas 2004

Plata en Atenas 2004

Bronce en Atenas 2004

Plata en Londres 2012

Oro en Tokio 2020


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD